País
Viernes 27 de Julio de 2018

Macri en Sudáfrica alertó sobre el impacto económico de la guerra comercial

Debemos ser capaces de construir consensos que acomoden las diferencias e impulsen los intereses comunes", sostuvo Macri ante una veintena de mandatarios que integran el Brics

Las críticas a la guerra comercial y las medidas proteccionistas lanzadas por el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre varios de los países reunidos en esta ciudad para la décima cumbre de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) impregnó el discurso que Mauricio Macri que ofreció como presidente pro tempore del G-20 .


"La escalada de medidas unilaterales y de represalias tienen un potencial impacto sistémico en el crecimiento y ejercen presión sobre la eficacia del multilateralismo. Debemos ser capaces de construir consensos que acomoden las diferencias e impulsen los intereses comunes", sostuvo Macri ante una veintena de mandatarios que integran el Brics, el Brics Plus (que engloba a otros países emergentes) y Africa Outreach (que reúne a una decena de naciones del continente).


No hizo falta que mencionara a Trump. Sin ser nombrado, el estadounidense y la guerra comercial lanzada contra China y las medidas -como los aranceles sobre el acero y aluminio- que también afectaron a Rusia , Sudáfrica e India fueron centrales a los debates previos a la llegada de Macri a la cumbre.


"La clave para avanzar en nuestra ambiciosa agenda ha sido y continuará siendo el consenso. Es con este mismo espíritu que estamos presidiendo el G-20. Eso es lo que queremos para el G-20: que sea un espacio de coordinación para buscar terreno común y construir sobre preocupaciones compartidas e intereses comunes", continuó Macri.


"Es momento de fortalecer la gobernanza global. Con franqueza, pero con respeto; con principios, pero con soluciones prácticas. El multilateralismo no es, ni debe ser, un ritual de fotos para la prensa, es un seguro contra la discrecionalidad del poder y un compromiso con la coexistencia global a la que estamos destinados", completó.


Es el planteo que Macri recibió ayer de Xi Jinping . El presidente chino quiere que el G-20 condene las medidas proteccionistas y unilaterales de Trump y abogue por el multilateralismo. Macri está obligado a navegar entre las dos potencias para evitar que esas tensiones desborden durante la cumbre del G-20. También, para que no sigan impactando en la economía argentina.


Los aranceles dispuestos por Trump contra China ya hicieron mella en el país al afectar a la baja los precios de la soja, por ejemplo. Macri se refirió a los sacudones que afectaron a la Argentina en los últimos meses derivados, en parte, de esa coyuntura internacional.


"Hace unas semanas, la economía hizo frente a una tormenta debido a la volatilidad externa y a algunos factores domésticos. Pero tenemos las herramientas para superarla y mantener el curso. Estamos convencidos de que estamos haciendo los esfuerzos correctos", señaló.


Antes, abogó los "cambios profundos" que transita el país. "Los argentinos decidimos avanzar en un nuevo camino, enfrentando los problemas y tratando de resolverlos en lugar de esconderlos", aseguró.


Sus últimas palabras estuvieron dedicadas al "sur global", esa instancia que está detrás de la constitución de los Brics, que buscan una cooperación política, comercial y financiera que funcione como paraguas frente a las potencias tradicionales. Un paraguas al que también intenta acercarse Macri, en paralelo con las negociaciones con otros bloques, como la Unión Europea, los Estados Unidos y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE).


"El Sur Global está representado en el G-20 por varios de los países sentados en esta mesa. Si vamos a enfrentar nuestros desafíos comunes de manera colectiva, todos debemos hacer nuestra parte. Todos tenemos una gran responsabilidad", sostuvo Macri.

Comentarios