País
Jueves 22 de Marzo de 2018

Macri recibe a Inés Weinberg de Roca para ofrecerle formalmente el cargo de Procuradora

Ella ocuparía la vacante generada por la renuncia de Alejandra Gils Carbó. Deberá ser revalidado por el Senado de la Nación.

Mauricio Macri recibirá hoy al mediodía a Inés Weinberg de Roca, la abogada que propuso para ponerse al frente del Ministerio Público Fiscal. La cita tendrá lugar en Casa Rosada y fue planificada la semana pasada, cuando la actual jueza del Tribunal Superior de Justicia porteño fue convocada para que el Presidente le haga formalmente el ofrecimiento.

Macri sorprendió ayer adelantando el nombre de la abogada en el programa que la periodista Mariana Fabbiani. El anticipo provocó una verdadera conmoción en ámbitos políticos y judiciales porque se esperaba que el Gobierno acuerde el nombre del reemplazante de Alejandra Gils Carbó con el bloque Argentina Federal de la Cámara de Senadores, que tiene una influencia decisiva en la Comisión de Acuerdos.


El Presidente tomó la decisión la semana pasada junto a sus asesores en materia judicial más cercanos en materia judicial, los abogados José Torello y "Pepín" Rodríguez Simón. Ellos se comunicaron informalmente con Weinberg de Roca, que aceptó el desafío inmediatamente, y se pactó el encuentro.


Pero antes de concretarse la reunión, y sin avisar siquiera al senador Miguel Ángel Pichetto, Macri dio el nombre de la jueza cuando en el programa de televisión le preguntaron acerca de polémicas decisiones que está tomando la justicia, como la excarcelación de Cristóbal López y el cambio de carátula de la causa que lo involucra, que pasó de "fraude al Estado" a "evasión". Fue su manera de explicar que el camino que eligió para que el Poder Judicial se haga cada vez más transparente es convocar profesionales que estén por fuera del sistema existente hasta ahora.


Weinberg de Roca cumplirá en diciembre 70 años y se recibió como abogada en 1971 en la Universidad de Buenos Aires. Obtuvo un doctorado en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad Nacional de La Plata y su tesis fue calificada como "sobresaliente". Es profesora titular de Derecho Internacional Privado de la Facultad de Derecho de la UBA desde 2001, y entre 2003 y 2008 fue juez del Tribunal Penal Internacional para Ruanda. Entre julio de 2009 y junio de 2'16, la Asamblea General de las Naciones Unidas la eligió juez del Tribunal de Apelaciones de las Naciones Unidas, del cual fue su priemra presidente hasta el 30 de junio de 2010.


Fue jueza nacional de Primera Instancia en lo civil entre 1993 y 2000 y desde junio de 2013 es jueza del Tribunal Supremo de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, responsabilidad para la que fue propuesta por el PRO cuando no tenía propia en la Legislatura, donde debía aprobarse su pliego. Con profesionalismo y rigor académico, a pesar de no conoce los códigos de la política, logró convencer al parlamento porteño y accedió a la máxima instancia judicial de la Ciudad.

Comentarios