País
Viernes 29 de Noviembre de 2019

Macri otorgó indemnizaciones para los puestos más altos del Estado

El gremio ATE salió a repudiar la medida por considerar que "crea una carrera administrativa de funcionarios" con sueldos entre 100 mil y 200 mil pesos.

A pocos días de que termine su gobierno, Mauricio Macri decretó un régimen para la alta administración pública que implica un nuevo sistema de compensaciones e indemnizaciones, que surgió de un acuerdo firmado a mediados de año con el gremio de estatales UPCN.

La medida, además, otorga una estabilidad por cinco años a los funcionarios nombrados por concurso, como directores generales, directores o coordinadores del Estado con la condición de contar con la permanencia en el puesto por un año.


El decreto 788/19 fue publicado el pasado 25 de noviembre e implica un nuevo mecanismo de jerarquización de los funcionarios que dificultará a la próxima gestión de Alberto Fernández mover de sus cargos a quienes fueron designados por concurso en la era Macri, según publicó La Nación.


Según el decreto, la estabilidad en la alta administración pública solo se pierde por tres causales: evaluaciones de desempeño insuficientes, sanciones disciplinarias o una reestructuración que implique la supresión del puesto.


Por las dos primeras causales, no se prevé indemnización alguna. Pero en caso de que la persona pierda su cargo por una reestructuración del organigrama estarán previstas las compensaciones.


Además, cuando se trate de una persona de planta permanente podrá reintegrarse a su puesto y percibir una bonificación para sostener el salario que tenía en la alta administración pública. Cuando el trabajador no esté en planta permanente podrá obtener un cargo con el mayor nivel escalafonario y recibir el mismo plus. Caso contrario, podrá exigir "una indemnización equivalente a la remuneración de su posición multiplicada por la cantidad de meses que resten para cumplir los cinco años". Daniel Catalano, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Capital, denunció que el decreto "crea una carrera administrativa de funcionarios.


El que menos va a cobrar es 100 mil y el que más va cobrar es 200 mil pesos". "Lo que queda es la caca, la caca militante de Cambiemos. Ahora estamos hablando de personas que se llevan de piso más de 100 mil pesos y que son los que deciden sobre nosotros", agregó en diálogo con FM La Patriada.

Comentarios