País
Miércoles 20 de Noviembre de 2019

Macri aceptará que el traspado de mando se realice en el Congreso

El presidente quería entregar la banda y el bastón en la Casa Rosada, pero el Fernández optó por recibir los atributos de poder en la Asamblea Legislativa.

Mauricio Macri decidió enterrar sus propios deseos personales con respecto al traspaso del mando. El presidente quería repetir la ceremonia que protagonizaron Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando de la Rúa, adonde se entregaron los atributos del poder -bastón y banda- en el Salón Blanco de la Casa Rosada. Pero Alberto Fernández desea ejecutar esa ceremonia institucional en la Asamblea Legislativa, como sucedió con Néstor y Cristina Fernández de Kirchner. Finalmente, tras una pequeña polémica que se extendió por algunos días, el Presidente decidió aceptar los anhelos del gobierno entrante.




-¿El presidente entregará los atributos a Alberto Fernández en el Congreso, pese a su intención de hacerlo en Casa Rosada?-, preguntó Infobae a un secretario de Estado.





-Nosotros tenemos la misma actitud que en 2015. Es decir: define el presidente electo.




-Entonces, Macri entregará la banda y el bastón presidencial en el Congreso...




-Si quieren hacer todo en el Congreso, aún contra todos los antecedentes salvo los del matrimonio Kirchner, se hará ahí.



El secretario general de la Presidencia, Fernando D'Andreis, había consultado a la Dirección de Protocolo de Balcarce 50 y después entregó a Macri un memo de trabajo que establecía un cronograma probable de transmisión del mando.




Ese memo, que no tendrá validez, establecía el siguiente procedimiento:



1. Fernández y Fernández de Kirchner juran ante la Asamblea Legislativa en el Congreso.



2. El presidente y la vicepresidente llegan a Balcarce 50.



3. Ceremonia de entrega del bastón y la banda presidencial en el Salón Blanco.



4. El presidente acompaña al ex presidente -opcional- hasta la explanada.



Macri aceptará las reglas de juego que fijó Alberto Fernández, pero le quedó una sensación agridulce. No entiende por qué el presidente electo no aceptó ejecutar una transición formal y tampoco comparte su idea de recibir la banda y el bastón en la Cámara de Diputados.





En su hoja de ruta del 10 de diciembre, Alberto Fernández tiene previsto que jurará como Presidente de la Nación ante la Asamblea Legislativa, que Macri le entregará los atributos del poder y que después el ex presidente se irá del Palacio Legislativo junto a Juliana Awada.




A continuación, Alberto Fernández hará su primer discurso como jefe de Estado, adonde presentará sus ideas de gobierno y anunciará las primeras medidas de su gestión. Si no hay cambios en la escenografía institucional, al lado del Presidente estarán Cristina Fernández de Kirchner -Vicepresidente de la Nación- y Sergio Massa, futuro titular de la Cámara de Diputados.




Tras su primer discurso ante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández subirá a un auto descapotado y recorrerá la Avenida de Mayo desde el Parlamento a la Casa Rosada. Será recibido por los Granaderos de San Martín en la explanada y subirá por las escaleras de mármol hasta el Salón Blanco.




En el Salón Blanco, frente a sus invitados especiales, familiares y amigos, el presidente tomará juramento a su gabinete nacional. Y un tiempo después, acompañado de sus ministros, Alberto Fernández llegará hasta el mítico balcón de la Casa Rosada para saludar a los militantes que ya habrán ocupado la Plaza de Mayo.




Ese 10 de diciembre será una jornada histórica para Macri, que entregará el poder en tiempo y forma. Y también será un día histórico para Alberto Fernández, que asumirá como Presidente, circunstancia que hasta hace pocos meses nadie imaginaba.

Comentarios