País
Viernes 07 de Junio de 2019

Los vínculos del empresario de medios Raúl Moneta con Clarín, Telefónica y Citibank

Falleció ayer a los 74 años, tras batallar contra una larga enfermedad. Desde sus orígenes se dedicó a los negocios financieros e incrementó su fortuna con las privatizaciones encaradas por el expresidente Carlos Menem.

Raúl Moneta, que murió ayer a los 74 años, fue un reconocido empresario y banquero de la década menemista, que desde sus orígenes sintió atracción por los negocios financieros y alcanzó a incrementar sustancialmente su fortuna con las privatizaciones encaradas por el ex presidente Menem. Supo tener de socios a Telefónica, Citibank y al multimedios Clarín.

Leé: Murió el reconocido empresario de medios, Raúl Moneta

De aceitados vínculos con personalidades poderosas y de alta exposición mediática, Moneta alcanzó un vertiginoso ascenso empresario cuando tomó el control de los bancos de Mendoza y de Previsión Social, privatizados por el gobierno de Arturo Lafalla, y se consolidó a través del Banco República, que le dio notoriedad y lo convirtió en "el banquero del poder".


La privatización de los bancos estatales fue promovida por la mayoría de los empresarios mendocinos, tales como Enrique Pescarmona, Sigifredo Alonso, Héctor López, Ernesto Pérez Cuesta y Jacques Matas.


La concesión fue entregada al Banco República, de Moneta, como socio mayoritario, y a una sociedad de empresas mendocinas, denominada Magna, donde estaban los empresarios antes mencionados, además de Diario Los Andes, Canal 7 (entonces propiedad de la familia Estornel) y Canal 9, de Alonso, entre otros.


UNO Medios, presidido por Daniel Vila, ingresó a Magna un año y medio después, con una participación del 0,3%.


Moneta había alcanzado su gran salto patrimonial cuando el menemismo empezó a vender empresas públicas con la Ley de Reforma del Estado, de 1989.


Esta norma le permitía adquirir deuda externa argentina a una cotización ínfima (en promedio 10%) de su valor real. Con estos papeles de la deuda externa nacional la legislación le posibilitaba adquirir empresas estatales haciendo valer esos bonos al 100%.


A principio de 1990 fundó junto con Telefónica de España, el Citibank y el fondo de inversiones norteamericano Hicks, Musse, Tate & Furst el denominado CEI (Citicorp Equity Investmemts).


El primer paso que dio esta corporación fue asociarse con el Grupo Clarín en un porcentaje minoritario en la empresa de televisión por cable Multicanal.


Su sociedad con Clarín


La relación entre Moneta y Magnetto (el poderoso CEO del multimedios Clarín) al principio funcionó de manera armoniosa, pero la decisión del CEI de crecer en la industria de medios llevó a una confrontación insuperable entre ambos y a la definitiva salida del CEI de Multicanal.


Liberado de Clarín, el CEI se lanzó a un raid de adquisiciones en la industria de medios entre las que se puede mencionar a Telefe, Canal 9, Editorial Atlántida, Torneos y Competencias (50%) varias radios y la empresa más importante y conflictiva con su ex socio Magnetto fue Cablevision.


Al mismo tiempo Moneta expandía su actividad financiera con la adquisición de los bancos Mendoza y Prevision ambos de esa provincia, los que sumados a su tradicional Banco República le dieron una enorme espalda financiera.


Cierre de bancos


La competencia en medios con el Grupo Clarín llevó a que este último difundiera de manera ostensiblemente tendenciosa supuestas operaciones bancarias ilegales por parte de Moneta y pusiera en jaque la confianza de los ahorristas.


Esto originó lo que comúnmente se conoce como una "corrida bancaria" la que sumada al retiro de los depósitos del Gobierno de la provincia provocaran el cierre de los bancos.


La paradoja es que ha sido el único caso en la historia del sistema financiero argentino en donde cerraron tres bancos sin que ningún ahorrista o cuentacorrentista de esas entidades financieras dejara de cobrar el 100% de sus depósitos.


Pero esta situación trajo como consecuencia la investigación de la justicia federal de Mendoza a cargo del juzgado del juez Luis Leiva quien ordenó la detención de Moneta y de otros 20 empresarios mendocinos.


La gran mayoría de ellos se presentaron ante la justicia mientras que otros entre los que se contaba Moneta permanecieron prófugos.


Moneta denunció que el juez Leiva lo extorsionaba pidiéndole 3 millones de dólares para levantar su procesamiento.


Las fallidas cajas de Carrió


Al mismo tiempo Elisa Carrió desde el Congreso de la Nación denunciaba la existencia de innumerable documentación que probaría operaciones de lavado de dinero por parte del banquero junto al Citi, Teléfonica y el resto de los integrantes del CEI.


Fue el affaire que durante muchos meses se investigó y trascendió mediaticamente bajo el nombre "Las Cajas de Carrió". Se formó una comisión especial en el Senado que incluso llevó la investigación a Estados Unidos.


Finalmente se demostró que esas famosas cajas llenas de documentación no contenían ninguna información sobre operaciones de lavado de dinero y la denuncia de Carrió se desvaneció en la nada.


El juez Leiva denunciado por Raúl Moneta por cohecho fue sometido a juicio político en donde se pudo demostrar su accionar delictivo y fue expulsado de su cargo.


Durante su profugamiento el ex banquero cedió sus bienes al fondo norteamericano Hicks Muse. Cuando resolvió sus problemas judiciales Moneta entró en conflicto con el fondo y tuvo serios problemas para recuperar su patrimonio, lo que finalmente nunca sucedió.


Cerca del menemismo y el kirchnerismo


Fue un empresario muy controversial y su íntima relación primero con el menemismo y luego con el kirchnerismo profundizaron aún más los cuestionamientos que recibía de distintos sectores empresariales.


Una personalidad fuerte y luchadora, una actitud demasiado obstinada frente a su ex socio Magnetto y una insaciable sed de venganza fueron las características principales en sus últimos años.


Desde 2012 quedó postrado en una cama a raíz de una extraña enfermedad, con escasos momentos de lucidez y contacto con la realidad.

Comentarios