País
Miércoles 30 de Octubre de 2019

Lectura política: ¿Fernández se mostró con Uñac y otros gobernadores por el "desaire" de Cristina el día del triunfo?

Mucho se habló de que fue la expresidenta, actual vice, quien eligió a las personas que iban a subir al escenario cuando anunciaron el triunfo del Frente Todos el domingo. El gesto de Fernández en su primer viaje como electo.

Juan Manzur juró como gobernador de Tucumán. Lo hizo ayer, 29 de octubre -desajuste del calendario que estrenó Ramón "Palito" Ortega en 1991- con una foto política de puro peronismo que coronó Alberto Fernández, el presidente electo.




Manzur, el primero de los jefes del PJ territorial ajeno al dispositivo K que salió a "bancar" la candidatura de Fernández, montó un show de entrecasa pero, como acostumbra, le dio despliegue nacional.




Lo escoltó un bloque de gobernadores donde estaba Sergio Uñac, la llamada "Liga del Norte" criolla, un puñado de intendentes del conurbano y la CGT casi a pleno. No hubo, y la ausencia generó teorías y suspicacias, ningún referente del peronismo K.




Ante ese grupo, Fernández volvió sobre una promesa de campaña que repitió en cada salida al interior: que el suyo será un "gobierno federal" que compartirá con "los 24 gobernadores". "No va a ser un discurso, va a ser una realidad" dijo.

Manzur, en la lectura sutil, jugó: habló de Juan Domingo Perón y de Evita, sin incluir en el Olimpo PJ a Néstor Kirchner ni mencionar a Cristina Kirchner, de quien fue ministro de Salud.






Tras la foto del festejo del domingo en el búnker del Frente de Todos, que excluyó a los gobernadores -entre ellos Manzur, Omar Perotti y Sergio Uñac-, la postal tucumana se interpretó como una devolución de gentilezas.

En la provincia negaron. "Invitamos a todos pero algunos no pudieron venir" dijeron desde Tucumán y citaron al gobernador electo de Santa Fe, Perotti, y al entrerriano Gustavo Bordet.

Los dos comparten otro grupo: en sus provincias, el domingo perdió la fórmula FF, tras victorias en las PASO y con resultados personalizados duros como Rafaela, la ciudad donde Perotti fue intendente.

Otro electo que no viajó fue el bonaerense Axel Kicillof que ayer reunió a su equipo para ordenar la transición con María Eugenia Vidal que arrancará tras un mano a mano con la gobernadora.




Kicillof, dijeron, habló con Manzur, agradeció, se disculpó y se considero representado por Verónica Magario, la vice electa. "Ir a la jura implicaba perder todo el día", aseguraron.




Magario, sentada en la platea de gobernadores, conoce hace tiempo a Manzur: cuando el tucumano fue secretario de Salud de La Matanza, la actual intendenta ocupaba una subsecretaría.

En el PJ cayó mal la selectividad a la hora del festejo del domingo. Se atribuyó a Cristina y desde el Patria, se explicó que se buscó una foto "más limpia", solo del dueto nacional y la lista bonaerense.

Ayer Eduardo "Wado" De Pedro, uno de los jefes de La Cámpora que rankea para ministro del Interior, habló con Manzur y le dijo que debía ir a la jura del Consejo de la Magistratura.

Estuvieron Sergio Massa y Daniel Scioli, dos bonaerenses que se sumaron al pelotón de invitados junto a Uñac, Gerardo Zamora -que después llevó a Fernández a Santiago-, los riojanos Sergio Casas y Ricardo Quintela, y el formoseño Gildo Insfrán. También Espinoza, el jefe del PJ bonaerense Fernando Gray -que se vio el lunes con Kicillof-, el intendente de Merlo Gustavo Menéndez y Alejandro Granados de Ezeiza.



El dato fue la presencia de Daniel Lipovetzky, diputado del PRO, invitado especial de Manzur de quien es "amigo personal".

La rama sindical estuvo nutrida: de Héctor Daer a Carlos Acuña,de Antonio Caló (UOM) a Sergio Palazzo (Bancarios), de Andrés Rodríguez (UPCN) a Roberto Fernández (UTA). Es el "círculo rojo" gremial que más frecuenta Manzur, que lo acompañó en el acto del 17 de octubre de 2018 donde militó la unidad y jugó fuerte en la cumbre de septiembre que ofició de primer episodio del pacto social, al sentar al número uno de la UIA, Miguel Acevedo. (Fuente: Clarín).

Comentarios