País
Jueves 08 de Febrero de 2018

Las hijas de uno de los tripulantes del ARA pelean por su vida tras caer a una pileta

Se trata de las hijas mellizas del tripulante cordobés Víctor Maroli. Fueron sacadas inconscientes del agua. Tienen dos años.

Las hijas mellizas de 2 años del submarinista del ARA San Juan Víctor Maroli casi se ahogan en la pileta de sus abuelos maternos y fueron rescatadas inconscientes. Las menores se encuentran internadas en el Hospital Infantil de Córdoba.


Según trascendió, el hecho ocurrió cerca del mediodía en calle Bretón al 200 del barrio Lomas de San Martín, en la ciudad de Córdoba de donde era oriundo Maroli, uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre pasado.


Las nenas de 2 años de edad fueron rescatadas inconscientes del agua por un familiar tras caerse en una pileta de 2 metros de profundidad en el domicilio de los abuelos maternos, según informó este miércoles el diario cordobés La Voz.


Tras la reanimación llevada adelante por los efectivos policiales que se acercaron al lugar, en conjunto con los familiares, las pequeñas fueron trasladadas al Hospital Infantil donde permanecían internadas.


"11.40 de la mañana recibimos el llamado sobre el accidente doméstico. Aparentemente hubo un descuido de quienes estaban al cuidado. Al lado de la pileta en la que cayeron había otra de lona para menores. Una tía de las niñas hizo el llamado y conjuntamente con los familiares se las reanimó", explicó el comisario inspector Cristian Massa al diario local.


"Recemos por favor por Julieta y Valentina. Hijas de uno de los tripulantes. El único cordobés. Por favor que no haya más dolor en esa mamá. Que Dios y la Virgen las proteja. Amén", publicó además en su cuenta personal de Twitter Jésica Gopar, esposa de Fernando Santilli, otro de los tripulantes del buque desaparecido.


En cuanto a la información que fue comunicada desde el Hospital Infantil, las dos niñas sufrieron ahogamiento aunque con reacciones diferentes, ya que una se encuentra estable, con una máscara de oxígeno, mientras que la otra permanece entubada y a la espera de un traslado.

Comentarios