País
Sábado 08 de Septiembre de 2018

La Iglesia avanza contra los cambios en la Ley de Educación Sexual

Representantes de la Iglesia Católica iniciaron una fuerte presión hacia los Diputados para que no se aprueben una serie de modificaciones que amplían dicha legislación, que fue sancionada en 2006 y que hoy poco se cumple.

Tras impedir que salga el proyecto de legalización del aborto, la institución presiona en Diputados para no permitir que se hagan las modificaciones que amplían la ley de Educación Sexual Integral.

Representantes de la Iglesia Católica iniciaron una fuerte presión hacia los Diputados para que no se aprueben una serie de modificaciones que amplían la ley de Educación Sexual Integral, que fue sancionada en 2006 y que hoy poco se cumple.

Durante el debate por la legalización del aborto, quienes estaban en contra y "defendían las dos vidas" dijeron en más de una oportunidad que lo que se necesitaba era una ley de Educación Sexual Integral. Sin embargo, ahora que en Diputados se está debatiendo una serie de modificaciones para ampliar los alcances de la ley y que se cumpla su implementación, los representantes de la Iglesia Católica se manifestaron en contra.

El martes pasado y a pesar de la presencia de varios pañuelos celestes que pedían que no se aprobara, se dio el visto bueno al dictamen que introduce los cambios a la ley 26.150. Uno de los puntos más importantes es que la ley pasa a ser de orden público, es decir, que no precisa ya que cada una de las provincias adhieran sino que es obligación que la apliquen.

Esta obligatoriedad es tanto para escuelas públicas como privadas de todo el país. Y fue eso lo que generó la ola de críticas desde los sectores religiosos.

El arzobispo de Rosario y presidente de la Comisión Episcopal de Educación Católica, monseñor Eduardo Eliseo Martín, alertó que las modificaciones buscan imponer una "sola perspectiva" y quitar la posibilidad a los colegios de adaptar los contenidos a su ideario.

En una transmisión en vivo a través de Facebook, Martín sostuvo que la Iglesia quiere promover la educación sexual en sus escuelas, pero "con el ideario católico, porque sabemos que hay grupos que quieren borrar eso e imponer una sola perspectiva".

Desde el Consejo de Educación Cristiana Evangélica (CECE) aseguraron que el problema no es la implementación de la educación sexual en las escuelas ni la ley vigente y remarcaron que tampoco son los idearios institucionales los que limitan o entorpecen su aplicación.

"Rechazamos los intentos legislativos que pretenden coartar la libertad de enseñanza e imponer un enfoque monopólico y de pensamiento único. Entendemos que en nuestra sociedad democrática estas restricciones son inconstitucionales y resultan inaceptables", expresaron. "Si limitamos la libertad cosecharemos ignorancia y pobreza", agregaron.

Según un comunicado de prensa emitido por el Consejo Directivo del CECE, los cambios "atacan el espíritu amplio y plural con que la ley fue concebida, debatida y sancionada" y recordaron que la norma vigente brinda un "marco adecuado" para la educación sexual.

Las modificaciones de la ley, además actualiza el lenguaje con perspectiva de género, inclusiva y no discriminatoria. En ese sentido, tiene en cuenta todas las leyes vigentes, como la ley del matrimonio igualitario, de parto humanizado, la prevención contra la trata y asistencia a víctimas, entre otras; y obliga a diferenciar los contenidos según el nivel educativo y la edad de los estudiantes.

Comentarios