País
Viernes 13 de Julio de 2018

La directora del FMI llegará a la Argentina para participar de las reuniones del G-20

También tiene previsto reunirse con el presidente Macri y con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Por primera vez desde que la Argentina cerró el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, la directora del organismo, Christine Lagarde, llegará al país el próximo mes. Lo hará para participar de la Tercera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales en el contexto del G20. El evento se hará el 21 y 22 de julio en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad.


La visita le servirá también a Lagarde para tomar contacto directo con Mauricio Macri y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anfitrión del encuentro global junto a Luis Caputo, presidente del BCRA. Además de los responsables de la economía y las finanzas de los países más poderosos del mundo también llegará al país Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.


La última vez que Lagarde estuvo en el país fue a mediados de marzo. Participó de una charla organizada por la Universidad Di Tella y de la Primera reunión de ministros de Finanzas del G20 que se desarrolló entre el 19 y el 20 de marzo. También cenó en la casa del ministro Dujovne.


En ese momento, el país comenzaba a vivir tiempos de incertidumbre reflejados por la suba sostenida en el índice del Riesgo País, la volatilidad de los mercados y el movimiento del tipo de cambio. Pero desde el Gobierno negaron que se estuviera analizando un acuerdo con el FMI.


El 8 de mayo, a través de un mensaje grabado, Macri anunció que se habían iniciado las conversaciones con el Fondo Monetario para negociar una línea de asistencia financiera. El propio presidente informó que ya había mantenido un diálogo telefónico con la directora del organismo multilateral de crédito.


En un breve mensaje de poco más de tres minutos, Macri aseguró que cambiaron las "condiciones internacionales favorables" de sus primeros dos años de gestión y la política gradualista que decidió implementar su administración requería "del financiamiento externo" para "equilibrar el desastre de las cuentas públicas".


Dos días después, Dujovne se volvió a reunir con Lagarde, pero esta vez en Washington y esta vez sí para empezar las negociaciones de un préstamo. Desde el Ministerio de Hacienda señalaban que se buscaba un crédito del tipo "stand by de alto acceso" y hablaban de un monto de entre USD 20.000 y 30.000.


El 25 de mayo, Lagarde declaró: "Me he comprometido con el presidente Macri que haremos lo mejor que podamos para seguir adelante de forma expeditiva y eficiente". Y volvió a insistir en la línea oficial que le da autoridad al gobierno argentino sobre el armado del programa económico.


El 7 de junio se conoció que el monto del préstamo era de 50 mil millones de dólares bajo la modalidad Stand-by, durante 36 meses. El anuncio formal se produjo con sendos comunicados de la Casa Rosada y el FMI. Luego de estos escritos, Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger, por ese entonces presidente del Banco Central, brindaron más precisiones en una conferencia de prensa en el Centro Cultural Kirchner.


Dujovne resaltó que el acuerdo incluía una cláusula "inédita" en la historia entre el organismo y la Argentina porque "prevé eventuales relajamientos en la meta de déficit" para aplicar una porción del gasto a programas sociales. "Esta política fue recibida por el Fondo con mucho apoyo. Estamos mostrando algo novedoso", aseguró.


El 9 de junio, cuando Macri participaba de la Cumbre del G-7 en Canadá, se cruzó con Lagarde. La titular del FMI compartió en las redes sociales la foto que le tomaron junto al mandatario argentino. "Encantada de encontrarme con el Presidente Mauricio Macri en el G-7", escribió en su cuenta personal de Twitter.


En las próximas semanas, Macri y Lagarde volverán a encontrarse. Esta vez en Buenos Aires y con el acuerdo entre la Argentina y el FMI en marcha.

Comentarios