País
Martes 12 de Junio de 2018

La CGT dejó plantado al Gobierno y se reflota la amenaza de un paro

El motivo de la ausencia es que desde el Ejecutivo no tenían nada nuevo para ofrecer. A las 17 se reúne el consejo directivo de la central obrera y decidirán la fecha de un nuevo paro general para antes de fin de mes.

Presionado por la posibilidad de que la CGT convoque a un paro general, representantes del Gobierno tenían previsto recibir este martes a la cúpula de la central obrera para dar una respuesta a los pedidos que realizaron los dirigentes la semana pasada. Sin embargo, el encuentro se suspendió y central obrera anunciaría la medida de fuerza en las próximas horas.

Los reclamos de CGT fueron cinco: una norma que evite los despidos y suspensiones en el sector público y privado por los próximos seis meses; la reapertura de paritarias cerradas sin limitaciones; la eliminación en la base de cálculo del impuesto a las ganancias del medio aguinaldo de julio; la devolución de los fondos correspondientes a los gastos de salud de las obras sociales sindicales; y que no se trate el proyecto de reforma laboral.

Después del encuentro que se realizó en Casa Rosada el último jueves, la CGT informó que abrió "un compás de espera" hasta la reunión que se realizará hoy en el Ministerio de Trabajo. Allí los sindicalistas esperan que el Ejecutivo brinde alguna respuesta a los puntos planteados.

"Si no tenemos respuesta positiva, el consejo directivo por unanimidad quiere el paro, ya lo queríamos", advirtió el sábado Carlos Acuña, triunviro de la central obrera.

En medio de la tensión con los dirigentes sindicales, el viernes pasado el Gobierno publicó el decreto presidencial que avala negociaciones rápidas para readecuar los convenios paritarios que se firmaron este año.

El texto oficial creó un régimen al que podrán acceder "las partes colectivas que hayan celebrado negociaciones salariales durante el transcurso del presente año, o con efecto en el presente año, hasta la entrada en vigencia de esta medida", señala el decreto.

Mediante este sistema "se podrán adecuar exclusivamente las cláusulas de aumento salarial dispuestas en las negociaciones mencionadas, hasta alcanzar un incremento total del 5% no acumulativo para el trimestre inmediatamente posterior a su suscripción, pudiendo pactarse hasta en un 2,5% de incremento mensual y en dos cuotas", reza el decreto 508/2018.

De esta manera, la administración pública pretende facilitar negociaciones para que los trabajadores dispongan de un aumento adicional de 5 por ciento. Sin embargo, el decreto no reemplaza la voluntad de las partes. Es decir, para que se instrumente la suba salarial se requiere de una decisión de las cámaras de cada sector.


Infobae


Comentarios