Economía
Domingo 13 de Enero de 2019

Inflación: las consultoras vaticinan una baja importante para enero

Son datos que surgen de los primeros días del año. La expectativa es que los precios muestren una estabilidad en las subas y que comiencen a descender.

Los próximos meses en materia inflacionaria estarán marcados por un piso "duro" que será difícil de perforar, pero con una tendencia consistentemente a la baja en el escenario actual de estabilidad cambiaria. Los datos del sector privado para diciembre y los primeros relevamientos de enero indican esa tendencia.



El número oficial, tanto de diciembre como del total del año lo publicará el Indec el próximo martes. La última expectativa del REM que hace el Banco Central con el promedio de más de 49 entidades, indicaba un aumento de precios para todo 2018 de 47,5 por ciento.



Según las consultoras y estudios económicos que relevan el sector, el aumento de precios para el último mes del año pasado se estimó en 2,6%, influenciado en gran parte por factores estacionales y movimientos acotados en ciertos rubros regulados. Y para enero los datos se alinean en un nivel ligeramente menor.



En C&T Asesores Económicos indicaron que su relevamiento de precios en diciembre reflejó una inflación de 2,6% en el que "turismo fue un componente importante afectado por cuestiones estacionales de mayor demanda al igual que el rubro indumentario y también hubo impacto por la suba de prepagas".




El dato más alto para diciembre viene de Ecolatina, 2,8% empujado por los mismo factores estacionales indicados por C&T, pero con influencias de aumentos en personal doméstico, medicamentos y taxis en CABA a mediados de mes.



El nuevo cuadro tarifario para el transporte público impactó en las expectativas y contribuye al piso duro de la inflación par la primera mitad del año que comienza.


Ese mismo factor estacional jugó en las mediciones de LCG, que informó una suba de precios en el orden de 2,7%. Los analistas de la consultora notan una inflación núcleo moderadamente alta "a pesar del sesgo muy contractivo de la política monetaria", aunque son rápidos en agregar que "hay que tener en cuenta que diciembre es un mes estacionalmente alto".




Para enero, en C&T consideraron que a las mismas tendencias estacionales se le suman el aumento en ciertos productos, como cigarrillos. "De todas formas, en materia de alimentos, bebidas y otros rubros más vinculados a cuestiones del tipo de cambio vemos que hay una mayor tranquilidad", explica Camilo Tiscornia, director de C&T. En ese sentido, su dato inflacionario de enero de 2,5% está en línea con los niveles esperados que contienen un factor núcleo (sin estacionales o regulados) menos volátil.




Mientras tanto, en LCG desarrollaron que su dato parcial de enero de 1,2% está empujado por los incrementos por venir en las tarifas de agua y los aumentos en trasporte público.




El relevamiento de Orlando Ferreres y Asociados, mientras tanto, registró una inflación de 2,5% en diciembre. En particular, los rubros de mayor incidencia fueron el de Alimentos y bebidas, y Bienes varios con una variación de 2,5% y 5,8%, pero también se destacó que la inflación núcleo (de 2,8%) "continuó mostrando signos de desaceleración".



En Eco Go midieron niveles similares para diciembre, y el relevamiento de los primeros días de enero indican una tendencia en línea con un 2,5% para el primer mes de 2019. Esos datos se presentan "en un contexto donde la calma cambiaria contribuye a enfriar la dinámica y la recesión sigue limitando el margen de traslado a precios de los aumentos de costos de las empresas en los últimos meses (dólar y tarifas)", señalan.



Con todo, la expectativa entre las consultoras privadas para diciembre es de un número menor que el de noviembre (3,2%), pero que a partir de enero cada baja en la inflación mes a mes sea sucesivamente más acotada. (Fuente: Infobae)


Comentarios