Comscore

PAÍS

Preparan una oferta a bonistas en línea con el pedido de "alivio" propuesto por el FMI

En línea con el informe emitido por el FMI, el ministro de Economía, Martín Guzmán negociará esta semana y la próxima con acreedores privados para reestructurar USD 68.842 millones de deuda bajo legislación extranjera.

“Hemos tenido un pequeño retraso en la oferta formal”, explicó Guzmán al confirmar el atraso en el cronograma emitido en enero por la cartera que lidera y que establecía que a finales de marzo se habría concretado la reestructuración de los compromisos asumidos.

En ese sentido, al resaltar cómo la pandemia afectó a la negociación, el funcionario nacional aclaró que no es posible establecer “una fecha precisa", pero aseguró que se está "dialogando de manera constructiva con los bonistas” para alcanzar los acuerdos.

Además señaló que el Ministerio de Economía le presta "mucha atención al análisis de sostenibilidad de la deuda que hizo el FMI”, donde el ente internacional destacó que el país requiere cinco años de gracia, una quita de entre US$ 55.000 y US$ 85.000 millones “o una combinación de estos factores”.

En ese marco, la cartera nacional realizará la negociación con los privados y la propuesta podría incluir un periodo de gracia para el pago de la deuda, la reducción de cupones, la quita de capital, junto con extensión de plazos “en múltiples combinaciones” de estas herramientas, enumeró Guzmán.

“La oferta no tiene porqué ser exactamente igual, pero sí prestamos atención a las sugerencias del staff técnico del Fondo”, aclaró el ministro, al tiempo que adelantó que podría sumarse un bono atado al PBI "si es de su interés”.

Al ser consultado sobre una posible vuelta del país en el mercado financiero internacional, Guzmán desestimó esta posibilidad y aseveró: “Argentina no volverá a endeudarse a tasas que no sean sostenibles”.

Asimismo, el funcionario nacional señaló que la Argentina va a "seguir refinanciando como lo viene haciendo” los vencimientos de títulos emitidos bajo legislación local y confirmó que el reperfilamiento de estos compromisos, por motivos legales, se realizará "después del de la deuda externa”.

En ese punto, según destaca la agencia Télam, el titular de la cartera de Economía aseguró que el Ejecutivo busca "un nuevo acuerdo con el FMI, en base a los propios supuestos macroeconómicos, que le brinden sustentabilidad al pago de la deuda. Argentina no está en condiciones de hacer frente al acuerdo logrado por el gobierno anterior“.

Guzmán destacó “el diálogo constructivo que viene teniendo el Gobierno” con el organismo multilateral y adelantó que, luego que pueda controlarse la pandemia de coronavirus, se espera una nueva misión técnica como un ”paso previo a las negociaciones”, en las cuales la Argentina no pedirá un trato especial, como ocurre con otros países afectados por esta enfermedad.

Vale recordar que la Argentina debe enfrentar una deuda por USD 68.842 millones emitida bajo legislación extranjera con tenedores de bonos y USD 44.000 millones con el Fondo Monetario Internacional.