País
Jueves 11 de Enero de 2018

Fuego en Mendoza: hay cinco focos activos, dos de ellos se reencendieron

Tres están en las inmediaciones del río Diamante, otro en Alvear y el quinto en Soitué. El intenso calor, baja humedad y fuertes vientos reinician el fuego.

Dos centenares de personas, entre brigadistas de incendios forestales, bomberos y otros colaboradores, continúan combatiendo los incendios de campos en el Sur mendocino, donde hay cinco focos activos, según el parte del Plan Provincial de Manejo del Fuego (PPMF) emitido al mediodía.

Dos focos se ubican relativamente cerca de Monte Comán. Uno en Campo Moyano, a 13 kilómetros al este del pueblo, aunque "se encuentra contenido y el personal trabaja en el lugar".

El otro al sur de la ruta provincial 203, a 7 kilómetros al sureste de la cabecera distrital, donde el miércoles a la tarde "se registraron reencendidos y debido al fuerte viento el frente traspasó las picadas cortafuego estratégicas que se habían realizado con maquinaria pesada y trabajo manual, avanzando nuevamente hacia la ruta provincial 171", pero "en la noche los brigadistas lograron frenar el avance del fuego y se aseguró el perímetro del puesto El Molino limpiándolo con la ayuda de maquinaria pesada y enfriando la zona con camiones regadores. Este foco se encuentra circunscripto y se utilizan métodos directos e indirectos", detalló el informe del PPMF

En tanto que en "Campo Cabral, al norte del Río Diamante, varias brigadas realizaron ataque directo con el apoyo de maquinaria pesada hasta frenar el avance del fuego. Los brigadistas continúan combatiendo un foco dentro del área ya quemada con ataque directo e indirecto".

Un cuarto foco está en campo de Sabio, en General Alvear, donde "en la tarde de ayer se registró un reencendido del quemado, el cual se combatió mediante ataque directo con agua y herramientas. Los brigadistas recorren el perímetro para detectar puntos calientes".

El quinto foco está en el paraje sanrafaelino de Soitué, donde el fuego ha afectado principalmente pastizales y avanza hacia una zona de médanos. Toda la noche se combatió con ataque directo e indirecto con ayuda de maquinaria pesada y lanzamientos de agua con aviones hidrantes, tarea que se retomó este jueves.

Se registraron leves lluvias en la noche, que aplacaron el incendio, pero no lograron extinguirlo, por lo que los brigadistas siguen recorriendo la zona.

Desde el PPMF explicaron que "las condiciones meteorológicas continúan extremas, con altas temperaturas, humedad relativa baja y fuertes vientos", lo que dificulta el apagado del fuego y genera reencendidos.

Ante ello, "el personal estará abocado a ensanchar las líneas de contención estratégicas y combatir posibles reencendidos durante todo el día" y "se mantiene la guardia de cenizas en el perímetro restante".

La esperanza está puesta en las lluvias que se pronostican para este viernes, lo que podría ayudar a aplacar el fuego y enfriar el terreno. Pero también se esperan tormentas, lo que aumenta la probabilidad de caída de rayos y el peligro de inicio de nuevos focos.

Focos de incendios 11-01.jpg
Incendios activos: Maya (rojo), Soitué (azul). Los frentes activos están marcados con un símbolo de fuego y el nombre correspondiente. Incendios extinguidos: Arbeloa (violeta), RP206 (verde)

Total de hectáreas quemadas

En estos trece días de incendios de campo, las hectáreas afectadas en la zona principal superan las 170 mil. El perímetro del incendio es de aproximadamente 450 kilómetros, aunque más del 95% se encuentra contenido y en guardia de cenizas.

Por su parte, en Soitué, donde el fuego se inició por un rayo el martes 9, hay 7.500 hectáreas quemadas.

Comentarios