Reforma Previsional
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Finalmente se levantó la sesión en la que se iba a debatir la Reforma Previsional

Pese a que el oficialismo había logrado el quórum, por la tensa situación que se vivió dentro del recinto, no se pudo llevar adelante el debate.

Tal como estaba anunciado, a las 14 el oficialismo comenzó ocupar sus lugares para obtener quórum y dar inicio a una sesión especial en la Cámara de Diputados en la que se debatirían varios temas sensibles, algo que finalmente se logró pasadas las 14.30, con la presencia de 130 parlamentarios en sus bancas.


Así lo dispuso el presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Minutos antes, el diputado Agustín Rossi reclamó que se levante la sesión, cuestionó el operativo de seguridad y dijo que dos miembros de su bancada "fueron atendidos en la enfermería", Matías Rodríguez y Mayra Mendoza. Luego fue el turno de Elisa Carrió: "Que los diputados de la oposición tengan cuidado de no atropellar a las fuerzas de seguridad".


Cuando Monzó anunció el qoúrum, se registraron fuertes incidentes en el recinto, cuando varios parlamentarios fueron a recriminarle para que levante la sesión. Hubo empujones y gritos que tuvieron de protagonistas al presidente de la Cámara y los diputado Máximo Kirchner, Guillermo Carmona y Leopoldo Moreau.


En la previa, el kirchnerismo, el massismo, la izquierda y parte del peronismo no K anunciaron que no darían quórum. Referentes de distintos sectores del PJ como Sergio Massa, Florencio Randazzo y Cristina Kirchner también rechazaron el plan de la Casa Rosada.


En las adyacencias del Congreso se vivió un clima de máxima tensión.


La fórmula de la polémica


El oficialismo busca sancionar una reforma previsional que modifica los parámetros que se utilizan actualmente para garantizarles aumentos automáticos a los jubilados y pensionados.


La nueva fórmula, que arroja un índice en base al movimiento de la inflación y de los salarios, es cuestionada por la oposición porque, según sostiene los abuelos perderán poder adquisitivo. El Gobierno, en cambio, asegura que el cálculo permitirá preservar los haberes frente al aumento de precios sin poner en riesgo la sustentabilidad del sistema previsional.


El cálculo actual toma como base la recaudación tributaria y otorga dos aumentos anuales a los jubilados. El esquema que pretende sancionar Cambiemos incluye cuatro actualizaciones en doce meses. La primera, en marzo de 2018, será de 5,7 por ciento.

Comentarios