San Juan 8 > País > Alberto Fernández

Fernández: "La propiedad privada nunca estuvo en discusión"

El presidente se refirió al desalojo del predio de Guernica y del campo de la familia Etchevehere. "Se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone", aclaró.

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que tanto el desalojo del predio de Guernica como el del campo de la familia Etchevehere "se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone", al tiempo que aseguró que desde el Gobierno nacional "nadie promueve la toma de tierras" y remarcó que "la propiedad privada nunca estuvo en discusión en la Argentina".

 Embed      

Luego de que la justicia de las provincias de Buenos Aires y Entre Ríos resolvieron los conflictos en sus distritos por la ocupación de tierras, cada uno con su particularidad, el jefe de Estado aclaró que él estuvo al tanto de la situación porque los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires) y Gustavo Bordet (Entre Ríos) lo informaban y que "fue la Justicia la que resolvió ambos casos".

Te puede interesar...

En su cuenta de Twitter, a primera hora de la mañana, el Presidente publicó una serie de tuits en los que señaló que ambos casos "se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone".

"Lo ocurrido ayer en Guernica fue producto del accionar policial dispuesto por la justicia", dijo el mandatario al inicio de su publicación y, más tarde, en declaraciones a Radio 10.

Agregó que "la justicia ya había tomado la decisión de sacar a la gente de ahí, pero la postergó una y otra vez hasta que al final dio la orden y se cumplió de forma razonable porque no hubo heridos ni se tuvo que lamentar ninguna muerte".

"Se resolvió con la intervención de la justicia y el Gobierno provincial en una situación muy compleja", dijo el Presidente respecto a la desocupación del predio de Guernica, en el partido bonaerense de Presidente Perón.

"Es una decisión judicial que la Policía ejecutó mientras que la provincia hizo un trabajo enorme y silencioso para detectar cuales eran las familias que tenían una verdadera necesidad de vivienda y fueron reubicadas", completó.

Al respecto, dijo también que "hay que comprender" que se trató de "un conflicto social y no un conflicto penal" y que por ese motivo "hay que resolverlo en la dimensión social como hizo la provincia".

"No se trata de ir con topadoras y enorgullecerse de tirar abajo casillas. Hay mucha gente que necesita", aseveró el mandatario.

En ese marco, Fernández afirmó que "jamás la propiedad privada estuvo en discusión en la Argentina", que "jamás eso fue un tema de debate" y que "absolutamente nadie promueve toma de tierras".

Además, recordó "desde el inicio de la toma de tierras en Guernica, los intendentes y el gobernador Axel Kicillof se manifestaron en contra" de esta metodología.

Sobre la toma de tierras, el Presidente afirmó que en ellas "se mezcla una necesidad social que hay que atender", ya que "hay mucha gente que necesita un techo donde vivir".

No obstante, también advirtió que "hay una intencionalidad política porque muchos aprovechan" esas situaciones "para hacer ruido político" y agregó que "también hay sinvergüenzas que se meten en tierras ajenas y que lucran alquilando o vendiendo tierras que no son suyas".

Durante la entrevista, Fernández destacó el trabajo del Gobierno bonaerense y especialmente del ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, quien -en una reunión con el Presidente- le explicó "el trabajo enorme que hizo para detectar a más de 600 familias que necesitaban dónde vivir y fueron reubicadas con un trabajo silencioso de la provincia".

Asimismo, el jefe de Estado apuntó que en el predio, antes del desalojo, solo había quedado "un remanente que era un sector que toma tierras con un fin económico, utilizando la necesidad de la gente con una clara identidad política".

También se refirió a la resolución de la disputa familiar de la familia Etchevehere, en Entre Ríos, que involucró a Luis Miguel Etchevehere, el expresidente de la Sociedad Rural y exministro de Agricultura de la gestión de Mauricio Macri, y su hermana Dolores.

En ese sentido, diferenció la toma de tierras en Guernica con este caso sucedido en el territorio entrerriano, que fue "claramente una disputa familiar que la justicia resolvió".

El jefe de Estado profundizó sobre la problemática de la falta de tierras para la producción agrícola por parte de pequeños productores y el arraigo de las familias en zonas rurales.

En ese marco, consideró que "la idea base de Juan Grabois de buscar tierras por fuera de los conglomerados para que la gente las explote es una idea a tener en cuenta" dado que "no es una idea descabellada".

"Es una idea para recuperar la vitalidad del campo porque la realidad hizo que durante la historia argentina, y ahora con la producción de soja, provocara más desempleo en los campos y se hacinara la gente en los centros urbanos donde no tienen lugar donde vivir", aseveró.

Grabois es uno de los abogados de Dolores Etchevehere, que encabeza el Proyecto Artigas, el cual propone un "modelo agrario sostenible, libre de agrotóxicos y explotación".

"Para nosotros no sobra nadie y hay que darle una solución a esa gente y dar el debate sobre la vivienda y el arraigo en zonas del campo con una producción ecológica de frutas y verduras", señaló el jefe de Estado.

Fernández también aclaró que "es claro que el método no es ocupar campos y eso lo tiene claro también Grabois, pero en Entre Ríos había un conflicto familiar donde uno de ellos se los cedía".

Sobre la elaboración de proyectos para que las tierras fiscales del Estado nacional y provinciales se cedan a productores de la agricultura familiar, afirmó: "Deberíamos pensar que se permita entregar esas tierras a los que verdaderamente quieran producirlas con una vocación social de volver a la producción ecológica".

"Hay que pensar soluciones de este tipo porque permite sacar a la gente del hacinamiento y darles tierras para que produzcan, ya que también es un alimento muy demandado hoy como son los productos elaborados ecológicamente sin agrotóxico, que tiene un gran mercado y daría la posibilidad de vivir a mucha gente", finalizó el mandatario.