Comscore

PAÍS

Fernández dijo que cree en "honestidad" de Arroyo y prometió investigar la compra de alimentos

El presidente Alberto Fernández afirmó que cree en la "honestidad" del ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, que dispuso hoy abrir una investigación para determinar "qué pasó" en la operatoria de compra de alimentos para asistencia social a valores más altos que los precios máximos dispuestos por el gobierno y apuntó contra la "cartelización de ciertos sectores" que imponen precios ante la emergencia, para "llenarse los bolsillos".

En una entrevista con el programa Desde el Llano que se emite por TN, el mandatario dijo también que "si hubo un acto de corrupción" en la compra de alimentos será "el primero que lo va a perseguir" porque su intención "no es apañar a un corrupto" en su gobierno.

"Creo en la honestidad de Daniel Arroyo", dijo Alberto Fernández sobre el titular de la cartera de Desarrollo Social, que dispuso abrir una investigación para saber qué pasó con esa operatoria.

Según explicó el Presidente, "las empresas se plantaron y no quisieron bajar los precios y la cartera de Desarrollo Social tuvo que enfrentar el dilema entre alimentar a la gente y pagar más, o no hacerlo".

"Esto habla de la cartelización de ciertos sectores ", dijo Alberto Fernández, que de todos modos dejó claro que "si hay acto de corrupción" vinculado a esta compra será "el primero que lo va a perseguir".

"No tengo ninguna intención de apañar a un corrupto", dejó claro.

Dijo también que le pidió al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que esta compra "sea devuelta, pese a que ya se recibió parte de los alimentos, ya que aún no se pagó".

"Ninguna compra se puede hacer sin respetar los precios máximos que el Estado fija", afirmó el Presidente.

Agregó que "no puede ser que alguien se le plante al Estado y le diga no te vendo si no me pagás lo que quiero".

"Soy el primer dialoguista, pero me han dado el poder del gobernar, y si lo tengo que ejercer, lo ejerzo", advirtió al tiempo que apuntó: "No voy a permitir que alguien aprovecha un situación de emergencia para llenarse los bolsillos".

En este sentido, también se refirió al aumento de precios en los comercios de cercanía y adelantó que mañana se publicará en el Boletín Oficial un DNU para que los intendentes puedan ejercer en sus municipios la autoridad de aplicación para el control de los precios.

Hoy, el ministro Arroyo dijo que "todas las compras" para el abastecimiento de los comedores y merenderos, donde la demanda creció de 8 a 11 millones de personas por la pandemia de coronavirus, "fueron realizadas bajo supervisión de la Sigen, el Instituto Nacional de Alimentación y las normativas del Decreto 260" de Emergencia Sanitaria.

"Desde el Ministerio convocamos a una licitación para una compra extraordinaria de alimentos ante el aumento de personas que asisten a comedores y merenderos", detalló Arroyo vía Twitter.

Remarcó que, pese a que "en el rubro aceite por 1,5 litro y azúcar por 1 kilo la oferta superó los precios testigos", se resolvió avanzar con el proceso "ante la necesidad de llegar a comedores".

El funcionario precisó que esos dos ítems "sí estuvieron por encima de los precios fijados" y detalló: "Pedimos rebajas y se llegó hasta ahí pero no hubo rebaja; no obstante, decidimos igual hacer la compra porque estamos ante una emergencia".

"En ningún rubro se compró a una sola empresa", ya que el Ministerio realizó una licitación y una compra a partir del "aumento de las personas que asisten a los comedores", en el marco del aislamiento obligatorio decretado en todo el país por la pandemia de coronavirus.