Comscore

AISLAMIENTO SOCIAL

Fernández ultimó los detalles de la próxima fase de la cuarentena junto a gobernadores

El Presidente mantuvo un encuentro virtual con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta; y los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, Áxel Kicillof; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Chaco, Jorge Capitanich; y de Río Negro, Arabela Carreras

Antes del anuncio de la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el presidente Alberto Fernández mantuvo este mediodía una reunión virtual con los gobernadores de las provincias donde se registran los mayores focos de contacto de coronavirus, y les adelantó algunas de las medidas que entrarán en rigor desde el lunes que viene.

Vía teleconferencia, el máximo mandatario dialogó con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta; y los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, Áxel Kicillof; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Chaco, Jorge Capitanich; y de Río Negro, Arabela Carreras.

Al comienzo del encuentro, el Presidente escuchó el estado de situación y la realidad de cada distrito. A su turno, les adelantó a los mandatarios provinciales algunas de las medidas que hoy se anunciarán para entrar en la próxima fase de la cuarentena.

Durante la charla, Fernández les contó sobre los distintos protocolos de trabajo que se están implementando en las industrias que recorrió esta última semana en Santiago del Estero, Tucumán y provincia de Buenos Aires. En esa línea, valoró el avance del Plan Detectar.

Los gobernadores, por su parte, destacaron la coordinación permanente entre distritos y las autoridades nacionales. “Resaltaron que gracias al tiempo ganado la pandemia nos encuentra muy preparados para esta etapa donde los casos de contagios están aumentando”, comunicaron desde el gobierno nacional.

Fernández estuvo acompañado en la reunión por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; y la secretaria de Salud, Carla Vizzotti.

Este sábado, Fernández comunicará desde la Quinta de Olivos los detalles de la nueva fase de la cuarentena, que regirá entre el próximo lunes 25 de mayo y el domingo 7 de junio. Los principales cambios estarán enfocados en el transporte público: se aplicarán mayores restricciones en la circulación entre Conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires. Es decir, únicamente podrán viajar en trenes y colectivos los trabajadores de actividades esenciales, quienes deberán tramitar un nuevo permiso.

Las autoridades resolvieron instrumentar medidas para volver a los índices de movilidad de la primera etapa del confinamiento, después de que en las últimas semanas aumentara desmedidamente la circulación de personas en el Área Metropolitana.

Al igual que como vino sucediendo en estos últimos 14 días, el resto del país seguirá en la fase 4 de la cuarentena, que consistió en una reapertura progresiva. Como el nivel de contagios en muchos lugares es nulo, la idea es seguir el camino hacia la liberación total.

Diferente es la situación en el AMBA. La mayor preocupación se centra en los barrios más vulnerables. Las cifras que se manejan en Olivos aseguran que la pandemia se hizo fuerte en las villas de emergencia y que se trata de un profundo foco de contagio que aún no alcanzó su pico de curva más alto. Es por ello que desde el Gobierno decidieron multiplicar la asistencia alimenticia y sanitaria, y profundizar los sistemas de aislamiento y control de las personas que viven en los asentamientos urbanos.

Por otra parte y según trascendió ayer, el gobierno porteño analiza también si dispone el cierre de una parte de los comercios que se abrieron la semana pasada, para contener el avance del virus. Rodríguez Larreta se reunirá hoy con su equipo de trabajo para analizar todos los números de la pandemia y así determinar los pasos a seguir.

La misma incertidumbre se mantiene sobre lo que sucederá en la Provincia de Buenos Aireas. Kicillof definirá si da marcha atrás en la habilitación de algunos rubros a los que había empezado a darles luz verde en algunos distritos, como la construcción privada o el personal doméstico, cuyos protocolos se estaban ultimando.

Este sábado, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó que se registraron 6 nuevas muertes, lo que eleva a 439 el número de víctimas fatalles. Entre los fallecidos hay cinco hombres, de 82, 40, 43, 65 y 57 años; y una mujer, de 63 años. Todos son de Capital Federal.

El reporte matutino informó también que el total de infectados en todo el país asciende a 10.649.

Definiciones del gobierno bonaerense

La ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, anticipó que en el AMBA se va a “volver al control de tránsito original” para reducir la circulación. En declaraciones radiales, la funcionaria provincial tildó de “acertadísima” la decisión de que “haya un mayor control en el tránsito en las vías de acceso y en los permisos individuales, reduciéndolos sólo a las personas que desarrollen actividades esenciales”.

García lamentó que “han sobrevivido permisos eventuales y se convirtieron en permanentes", lo cual duplicó el tránsito vehicular. Y ante algunos cruces que hubo esta semana entre dirigentes bonaerenses y porteños, señaló que “no hay que intentar abrir grietas en donde no existe”, aunque reclamó: “Algunos sectores de la oposición deberían estar más colaborativos que confrontativos”.

“La preocupación de esta semana tuvo que ver con la defensa de la Provincia de Buenos Aires en cuanto todavía no hay lugares donde el virus esté expandido y se necesita prevenirlo”, sostuvo la ex diputada nacional. En esa línea, indicó que “hay algunos casos” de coronavirus en barrios vulnerables del Conurbano bonaerense, pero destacó que los contagiados “están muy controlados”.