Caso Maldonado
Domingo 26 de Noviembre de 2017

Familiares y políticos despidieron los restos de Santiago Maldonado

El velorio, con acceso libre al público, se desarrolló en la localidad 25 de Mayo. El entierro será hoy en una ceremonia íntima.

Los restos de Santiago Maldonado eran velados ayer en el localidad bonarense de 25 de Mayo, con la presencia de amigos, familiares, dirigentes políticos y figuras vinculadas a las organizaciones de derechos humanos.
Las puertas de la Cochería Serrano, ubicada en la calle 6 esquina 29 de la localidad de 25 de Mayo, se abrieron a las 15 para los padres, Enrique Maldonado y Stella Maris Peloso, y una hora y media más tarde comenzó a ingresar el resto de los familiares, como su hermano Sergio y su pareja, Andrea Antico, y amigos del joven tatuador y artesano.
También se pudo ver ingresar a la sala velatoria a los dirigentes de izquierda Myriam Bregman, Nicolás del Caño y Vilma Ripoll, así como a la legisladora electa y nieta recuperada Victoria Montenegro y al diputado electo Horacio Pietragalla, quienes se acercaron a saludar a Sergio en la puerta de la sala velatoria.
Concurrieron, además, el titular del Sistema de Medios Públicos durante el kirchnerismo, Tristán Bauer, y la diputada nacional de Libres del Sur Victoria Donda.
Una decena de militantes anarquistas se hicieron presentes con remeras negras y el símbolo del anarquismo en rojo, así como un grupo reducido de mochileros que portaban una bandera de la comunidad mapuche.
Acompañaron a la familia militantes de organismos de derechos humanos, que colocaron en la puerta de la cochería una bandera con la cara de Santiago y carteles con las leyendas: "Justicia" y "No me olviden".
La familia y los amigos asimismo realizaron una intervención artística en la calle frente a la cochería, donde pintaron un corazón, mientras el tránsito se mantiene cortado en toda la manzana alrededor del lugar. Fiel al estilo del pueblo, el velatorio se desarrolló con calma bajo un intenso sol que generó que los vecinos y amigos de la familia se acercaran sigilosamente al lugar de la ceremonia fúnebre, pasadas las 18, y en grupos reducidos que ingresaban al salón principal para dar sus condolencias a Sergio Maldonado y sus padres, quienes se mostraron muy conmovidos.
Una de las que estuvieron firmes junto al féretro durante gran parte de la jornada que se extendió hasta las 22 fue la abuela, Maruquita.
En esa sala, además del féretro cerrado se colocó una de las fotos icónicas de Santiago y una corona perteneciente a la familia.
El entierro será hoy, cerca del mediodía, en el Cementerio Parque Paraíso, en tanto que el velatorio se extendió hasta las 22 de ayer y continuó hoy entre las 8 y las 11.
El velatorio está abierto a la comunidad, pero el entierro será reservado para los allegados, y en ambos casos los familiares pidieron que se asista sin teléfonos celulares ni cámaras, para preservar la intimidad familiar.
Según informaron medios locales, se desplegó un operativo policial que incluirá unos 200 efectivos y custodia en las rutas de acceso a la ciudad.
Además, se suspendieron actividades con motivo del velatorio y entierro del joven, como los partidos que la liga local de fútbol tenía programados para hoy, y un festival municipal de batucadas.
Santiago Maldonado desapareció el 1 de agosto pasado tras un operativo de Gendarmería realizado en la comunidad Pu Lof de Cushamen, y su cuerpo fue hallado 78 días después en aguas del Río Chubut.
El viernes, tras conocerse los resultados de estudios complementarios a la autopsia, el cadáver del artesano y tatuador fue entregado a su familia.
Maldonado murió por "ahogamiento por sumersión", en un cuadro coadyuvado por hipotermia y su cadáver permaneció en el agua entre 55 y 73 días, según las pericias avaladas por todos los peritos.