Comscore

PAÍS

Se estima que el plan del gobierno para reactivar la industria automotriz contemplará planes de auto con hasta un 80% de financiamiento

Durante el segundo trimestre del 2020 diversos sectores de la economía se resintieron sin dudas producto de la cuarentena por el COVID19 y uno de ellos fue el de la industria automotriz. No obstante eso, aprovechando la brecha entre dólar oficial y paralelo, en los meses de junio y julio principalmente, se volvió a reactivar la venta de vehículos nuevos, para mantenerse estable por el momento, pero lejos de alcanzar las cifras del 2019 y menos aún cerca de las esperadas para este año.

De acuerdo al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que se encarga de realizar estudios mediante distintos analistas y múltiples consultoras que trabajan en todo el territorio nacional, se aguarda que para finales del 2020 la economía argentina por lo menos tenga una caída en sus números del 12,5% en términos interanuales, algo que realmente preocupa al sector de fabricación y comercialización de autos (y a muchos otros más también por cierto), debido a que no era lo que esperaban y además, tienen dudas acerca de lo que puede ocurrir en el 2021.

Por estas razones es que desde las distintas cámaras empresariales que forman parte de este sector, están trabajando junto al Ministerio de Desarrollo Productivo a los fines de poder diseñar planes de reactivación en el corto plazo, a los fines de volver a vender en masa autos cero kilómetro. Como primeras medidas, de la mano de la Asociación de Fábricas Automotores (Adefa) (contando con el apoyo del gremio Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor), y también de la Asociación de Concesionarios Automotores de la República Argentina (Acara), se pensó en lanzar préstamos flexibles, con tasas subsidiadas y con la posibilidad también de hacer exenciones impositivas a los compradores.

El Gobierno, de acuerdo a lo indicado por especialistas en la materia, está trabajando para poder lanzar nuevamente estos créditos como se hizo en el 2014 a través del ProCreAuto, y a priori, lo que se busca con estos planes de autos financiados en hasta 84 cuotas, es que se pueda financiar el 80% de la unidad 0km, con una tasa del 19.9% anual, y con cuotas aproximadas a $2.200 por mes en caso de financiar la suma de $100.000. Para quienes deseen un plazo menor, que puede ser de 36 meses, estos nuevos planes prevén tasas de 9,9% con una cuota aproximada de $3.200 por cada también $100.000 que se financien.

Se espera que también con estos nuevos programas se realicen deducciones de impuestos para quienes forman parte de la cuarta categoría, exención de pago del impuesto de bienes personales para quienes adquieran un auto 0km y no tengan otro, descuentos y financiaciones para maquinaria pesada con plazos de 36 meses y tasa del 17% anual, entre muchos otros beneficios que podrían ser anunciados por el Gobierno Nacional. Con todas estas medidas se espera que en el mediano plazo también se generen nuevos empleos en el sector y que se reactiven decenas de actividades relacionadas directa o indirectamente con el sector automotriz.