País
Miércoles 04 de Diciembre de 2019

En febrero liberan a Fabián Tablado, el femicida que asesinó de 113 puñaladas a su novia

Mató a Carolina Aló en mayo de 1996 en la localidad de Tigre, en uno de los casos policiales más resonantes de la Argentina.

Fabián Tablado, el femicida que en 1996 asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en la localidad de Tigre, en uno de los casos policiales más resonantes de la historia criminal argentina, recuperará su libertad a fines de febrero, tras pasar casi 24 años en la cárcel.


Según la condena, Tablado tenía que estar preso hasta 2022, pero la Justicia le dará por cumplida la pena el 28 de febrero del año próximo.


"Estoy sorprendido. Porque el último fallo le había dado dos años y medio más por amenazas de muerte a su cónyuge, sumados a los 24 años que ya tenía", aseguró Edgardo Aló, padre de la víctima.


"La ley de femicidio no alcanza. Porque se aplica cuando ya hay una muerte. No podemos esperar a que la mujer muera para que intervenga la Justicia", agregó.


Carolina Aló tenía 13 años cuando se puso de novia con Tablado, su vecino y compañero de colegio en Tigre, en el verano de 1993. La relación terminó de manera trágica el 27 de mayo de 1996 en la casa de la chica: la pareja tuvo sexo, en el medio Tablado le propuso tener un hijo y la chica lo rechazó. La reacción del joven fue homicida, al punto que la golpeó 19 veces, la persiguió por toda la casa y la terminó apuñalando en 113 ocasiones con cuatro armas distintas, incluidos cuchillos de cocina y un formón de carpintero.


El debate giró alrededor de si Tablado estaba en pleno uso de sus facultades cuando cometió el crimen. Los peritos dijeron que sí, pero no le aplicaron la agravante de la alevosía. El 16 de diciembre de 1998 lo condenaron a 24 años de cárcel.


En abril de 2007, Tablado fue trasladado a la prisión semi abierta de Magdalena. Allí se casó con Roxana, una amiga de su hermana. En octubre de 2008, la Cámara del Crimen de San Isidro le concedió salidas de hasta 6 horas al mes. Hubo escándalo y Casación revocó el fallo, en 2010.


Años más tarde, la Justicia en Correccional de San Isidro lo condenó a dos años y medio más por amenazar a su última novia, con la que tuvo mellizas, y también a su suegra. Debía salir en 2022, pero la Justicia aceleró los plazos y definió liberarlo a comienzos del año próximo.

Comentarios