País
Miércoles 03 de Julio de 2019

Empresarios le pidieron a Macri que baje los impuestos y ordene la economía

El presidente además cerró el seminario anual de ACDE. Los ministros Sica y Faurie se reunirán mañana con los legisladores de Cambiemos para dialogar sobre el pacto entre los bloques de países.

El presidente Mauricio Macri recibió esta tarde en la quinta de Olivos a más de 50 empresarios de distintos sectores para explicarles, junto con gran parte del gabinete involucrado, los alcances del flamante acuerdo firmado entre el Mercosur y la Unión Europea. Y se las hizo fácil. Después de una breve introducción del canciller Jorge Faurie, el mandatario tomó la palabra y dijo lo que todos querían escuchar: "No podemos seguir con impuestos distorsivos y tasas municipales ilegales". Macri planteó que es consciente de que la carga impositiva en la Argentina es muy alta y les aseguró que trabajará para reducirla.


El Presidente se anticipó a lo que escucharía minutos después por parte de los presidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, y de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Luis Peláez Gamboa, quienes tuvieron la exclusividad, junto con el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, de plantear sus puntos de vista en presencia de Macri.


Las palabras de Acevedo no fueron críticas, pese a los temores de muchos sectores industriales de que el acuerdo afecte la actividad local. "No podemos oponernos a una mayor integración, pero los desafíos son grandes", dijo el industrial. Según remarcó el empresario aceitero, aprovechó la oportunidad para plantearle al Presidente que "10 años no son nada para una empresa y mucho menos lo es para un gobierno", en relación a que no es mucho tiempo para encarar las reformas pendientes que permitan a la industria ser competitiva. "Vamos a tener que tener tasas más bajas, impuestos más bajos y una inflación menor", aseguró Acevedo.


También el empresario automotriz expuso su mirada positiva, pero con reparos. Coincidió en que hay que trabajar muy fuerte sobre los aspectos impositivos, laborales y de productividad puertas adentro de las plantas. "El acuerdo con la UE es una oportunidad. Tiene una serie de riesgos en los cuales hay que trabajar desde una parte gubernamental, pero hay una parte muy fuerte que tenemos que hacer desde el sector privado. Tenemos que seguir trabajando fuerte con la cadena autopartista", enfatizó el titular de Adefa al término de la reunión, durante una conferencia de prensa en la que participó junto al ministro de Producción, Dante Sica, y otros empresarios.


Consultado al respecto, el titular de la Asociación de Fábricas de Autocomponentes (AFAC), Raúl Amil, precisó que "hay sectores que tienen ventajas competitivas naturales y la oportunidad está apenas comience a regir el acuerdo, y otros que vamos a necesitar algunas reformas del Estado". El autopartista rescató que se "promoverán los acuerdos técnicos" para que empresas locales puedan hacer convenios con firmas europeas de transferencia tecnológica y enfatizó que además de "las reformas imprescindibles" que deben realizarse desde el Estado, el sector tiene una agenda de competitividad muy seria".


Sobre la necesidad de reducir impuestos, el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, recalcó que también las provincias van a tener que tener grados de responsabilidad y bajar tributos porque el acuerdo va a impactar en las distintas actividades regionales.


Pelegrina coincide en que hay que bajar impuestos, pero no lo planteó públicamente ante Macri. "Ya lo dijimos muchas veces. Y vamos a tener que ordenarnos no sólo en la economía, sino también en la equiparación de los parámetros sanitarios. Pero se abre un capítulo enorme para los alimentos, porque Europa gasta entre USD 2.000 Y USD 3.000 por habitante por año; claramente es el continente que más consumo de alimentos tiene", aseguró el ruralista ante la consulta de este diario.


El presidente de la SRA también destacó que el acuerdo contempla una cláusula que impide el uso de retenciones, salvo en algunos productos como soja, que tendrán un tope del 14%. Pelegrina remarcó ante el Presidente la "importancia histórica" que le ven al acuerdo no sólo por la potencialidad del comercio, sino también por "inversiones y distintos aspectos que tienen que ver con el trazado de un camino que esta integración va a exigir".


Tras las palabras de Acevedo, Peláez Gamboa y Pelegrina, Macri se retiró del quincho de la residencia, donde se estaba realizando el encuentro, y comenzó un ida y vuelta más técnico entre los empresarios y los ministros y secretarios presentes. Hubo mucha consulta de plazos de implementación y dudas puntuales de algunos sectores, y la última intervención fue realizada por el presidente de Ternium Argentina, Martín Berardi, quien no estaba sentado en la mesa, sino en una fila de sillas que habían puesto detrás.


El industrial celebró el acuerdo, remarcó que a ellos no les afecta Europa, sino más bien China y el sudeste asiático, pero igualmente mencionó el problema de la carga impositiva. "No me podés poner una mochila de 30 kilos y hacerme correr descalzo", dijo, en relación a que un empresario se puede preparar para competir en los próximos 10 a 15 años, pero el Estado tiene que sacarle la mochila tributaria.


"El acuerdo presentado por Macri es equilibrado entre bienes agroindustriales e industriales y genera oportunidades comerciales en el sector de aceites donde podemos empezar a exportar con valor agregado una vez que se eliminen aranceles en la ue en 7 años", dijo Gustavo Idígoras (CIARA) y detalló que el sector se destacan inversiones en logística en puertos accesos caminos rurales y eliminar impuestos y tasas distorsivas a nivel provincial y municipal.


Conferencia de prensa


Durante la conferencia de prensa ofrecida al término del encuentro, Sica sostuvo que "podrán verse los beneficios desde el punto de vista del comercio recién en 2021" y que "en ninguna parte del acuerdo se exige algún tipo de reformas". "El acuerdo no estipula una fecha o pone una condicionalidad", aseguró.


"Este acuerdo es un hito que marca un antes y un después en la política industrial del país. Principalmente, porque determina un marco estable para las empresas que invierten, generan trabajo, planifican su producción y buscan insertarse en cadenas globales de valor", afirmó el ministro.


"Va a haber un fondo específico de la UE destinado a las pymes para poder reconvertirse y buscar competitividad. En este lapso poder tener estos fondos para volvernos competitivos es elemental", dijo Gerardo Díaz Beltrán (CAME). "Es un proceso que arrancó, que recién está firmado", agregó.


En la conferencia se destacó que hay una agenda de reuniones bilaterales por regiones y sectores con representantes provinciales (ministros de producción, diputados y senadores), empresas y sindicatos, para explicar los detalles del acuerdo y avanzar en conjunto en una implementación progresiva que permita potenciar el crecimiento de todas las industrias.

(Fuente: Infobae)

Comentarios