Murió Débora Pérez Volpin
Viernes 09 de Febrero de 2018

El último adiós a Débora: sus restos ya descansan en el Cementerio de la Chacarita

Minutos después de las 15, el cortejo fúnebre llegó al lugar donde inhumaron sus restos. La periodista y legisladora porteña murió sorpresivamente el martes por la tarde cuando se realizaba una endoscopía, por causas que aún se investigan.

Unos minutos después de las 15, el cortejo fúnebre que trasladaba los restos de Débora Pérez Volpin arribó al Cementerio de la Chacarita. La periodista y legisladora porteña murió sorpresivamente el martes por la tarde cuando se realizaba una endoscopía, por causas que aún se investigan.


El coche fue recibido, entre aplausos, por decenas de cámaras, colegas, familiares y amigos, que aguardaban en el lugar para brindarle su último adiós a la joven diputada. Martín Lousteau y su pareja, la actriz Carla Peterson, Santo Biasatti y su compañero en el ciclo Arriba Argentinos Marcelo Bonelli, entre otros, fueron algunos de los primeros en arribar, notablemente consternados.


El cuerpo fue velado durante el jueves en la Legislatura porteña y esta mañana desde las 10, hasta que a las 12 cerraron las puertas para comenzar con los preparativos para el entierro. El cortejo fúnebre recorrió las calles de Buenos Aires desde las 14, con un breve desvío para pasar por la puerta del canal donde la periodista desarrolló su carrera, Eltrece, en Constitución, antes de dirigirse al cementerio donde descansan también los restos de su padre.


Los trabajadores del canal brindaron un conmovedor aplauso cerrado cuando el coche llegó hasta el lugar. La emoción fue una constante durante todo el recorrido: allegados y público en general saludó el paso del cortejo, entre abrazos y ovaciones.


Minutos antes de iniciar el camino rumbo a Chacarita, Enrique Sacco, pareja de Pérez Volpin, salió del palacio legislativo para dialogar con los medios."Quiero decir que la familia de Débora no tenemos rencor ni deseos de venganza, sólo queremos saber la verdad", dijo el periodista deportivo. "Les agradecemos infinitamente a todos, a los colegas, a los políticos y al ciudadano común que se han metido en nuestro corazón, yo los llamo los remolones [en referencia al saludo matinal que les dedicaba Pérez Volpin a los televidentes desde Arriba Argentinos], que vinieron desde Lanús, Florencio Varela, e incluso provincias como Salta, y consideraron que tenían que estar acá".


Una despedida triste y conmovedora


Muchos de ellos, los anónimos seguidores de Pérez Volpin, habían estado haciendo fila desde temprano en la Legislatura a la espera de que abrieran las puertas del recinto sin importar la lluvia. Algunos colegas, como Carlos Campolongo y Santo Biasatti, fueron los primeros en llegar al lugar esta mañana.



Sacco se mantuvo desde el principio al lado del féretro junto a los hijos de la periodista, Agustín y Luna. José Martínez Suárez, amigo de la familia, se hizo presente para ofrecer sus condolencias.

Aunque a las 12 se cerraron las puertas para el público, algunos amigos íntimos todavía pudieron entrar a la capilla ardiente, en un clima de profunda tristeza.


Ayer, desde las 13, miles de personas se acercaron al velatorio de la periodista y en cada expresión de dolor se pudo ver el cariño que inspiraba tanto en quienes seguían su carrera en los medios, como en su corto paso por la política. Personalidades como Ricardo Alfonsín, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el vicejefe Diego Santilli se acercaron hasta el lugar para reconocer su labor como legisladora porteña.


Lousteau, líder del espacio político en el cual participaba Pérez Volpin, asistió a la despedida junto a su mujer Carla Peterson. El político lloró al saludar a los familiares de su aliada política.


Unas horas antes de esa despedida abierta al público, a las 11, la familia de Pérez Volpin tuvo su ceremonia íntima. Enrique Sacco, pareja desde hacía seis años de ella, los hijos de Pérez Volpin, Luna (17) y Agustín (19), fruto de su matrimonio con Marcelo Funes, y este último y su actual pareja, la también periodista Melina Fleiderman se abrazaron y lloraron junto a la foto en donde se veía a una sonriente y feliz Débora. También se pudo ver a la madre de la periodista, que, visiblemente afectada, abrazaba a sus nietos.


La semana que viene estarán los resultados de la autopsia para determinar la razón de la muerte de la periodista durante la endoscopía que se le realizaba en el Sanatorio de la Trinidad por un dolor abdominal que la aquejaba desde el domingo.


Investigación en la Justicia


El procedimiento que se realizó estuvo a cargo del gastroenterólogo Diego Bialolenkier y la anestesióloga Nélida Puente, que la recibieron cerca de las 17 del martes pasado. Se decidió que la exploración endoscópica sería ascendente, desde el duodeno hacia el esófago, porque así lo habían sugerido las imágenes de la resonancia magnética.


Cuando comenzó la exploración en la pantalla a la que transmite las imágenes la cámara del extremo del dispositivo, la paciente se descompensó. A partir de ese momento, según distintas fuentes, se sucedió una serie de procedimientos para revertir "una caída brusca de la saturación de oxígeno".


La Justicia investigará si las maniobras que le siguieron a eso incluyeron un intento de intubación que falló por un enfisema (acumulación de aire) en la región alta del tórax, la colocación de una mascarilla laríngea de resucitación y las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), que el examen del cuerpo en la autopsia habría confirmado. En esas maniobras también participaron profesionales de terapia intensiva y cardiología del sanatorio.


La muerte se declaró a las 18.15. De la autopsia trascendió que tenía lesiones en la mucosa digestiva a la altura del esófago y el estómago. El perito de la familia y director del Hospital de Clínicas, doctor Ernesto Da Ruos, dijo: "En 40 años de experiencia no vi una muerte por endoscopía. No tengo noticias de muerte por perforaciones derivadas de problemas endoscópicos".


Todas las partes consultadas coincidieron en que, cuando estén disponibles los resultados anatomopatológicos e histológicos, en una semana, se confirmará o no lo que anteayer observó la decena de profesionales que participaron en la autopsia. Hoy, la fiscal Nancy Olivieri comenzará a pedir declaraciones testimoniales.


(Fuente: La Nación)



Comentarios