Coimas
Viernes 05 de Octubre de 2018

El presidente de Techint negó haber pagado coimas y señaló a uno de sus directivos

Paolo Rocca declaró en indagatoria ante el juez Claudio Bonadio por la causa de los cuadernos. Apuntó contra Luis Betnaza

El presidente de Techint Paolo Rocca dijo hoy que desconocía que un alto directivo de su empresa le pagó coimas a funcionarios kirchneristas para que intervengan en nombre de la compañía ante el gobierno de Venezuela por una situación que estaban viviendo en ese país.

Rocca declaró en indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio y los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo y responsabilizó por esos pagos a Luis Betnaza, director corporativo de Technit, informaron fuentes judiciales.

Betnaza ya fue indagado y reconoció que le ordenó a otro director de Techint, Héctor Zabaleta, pagos ilegales a través de SIDOR y TAVSA, compañías que Techint tenía en Venezuela en épocas de Hugo Chávez. Quien cobraba esas coimas era Roberto Baratta, ex funcionario del Ministerio de Planificación que está preso.

Rocca dijo hoy que por su cargo, Betnaza tenía autonomía dentro de la empresas. Los fiscales le preguntaron si esa autonomía lo habilitaba a pagar coimas. "No", respondió el dueño de Technit.

Al empresario también le preguntaron de donde había salido el dinero para esos pagos y la respuesta fue de fondos de dividendos de los socios pero que todavía no lo tenían precisado ya que hay una auditoría interna en la que están trabajando.

Rocca no solo se desligó de esos pagos por Venezuela sino que también negó cualquier tipo de pago de sobornos. Dijo que Technit nunca integró un conglomerado de empresas para hacer obra pública durante el kirchnerismo y que durante ese período de gobierno solo recibieron el 1 por ciento de la obra pública.

Si bien Betnaza dijo que Technit solo pagó por la "gestión" en Venezuela, el ex funcionario Claudio Uberti dijo que en 2008 la empresa pagaba coimas por fuera de la situación puntual de Venezuela. Rocca dijo en su indagatoria que no sabía nada al respecto y que para ese año no estaba a cargo de los negocios con Venezuela ya que estaba ocupado con la crisis de Lehman Brother.

El empresario relató la situación compleja de amenazas a los empleados de las empresas de SIDOR y TAVSA y la estatización de las compañías. Dijo que por esa situación habló por teléfono con la entonces presidenta Cristina Kirchner y se quejó por la expropiación y le pidió que se interesara en el caso. También señaló que habló de lo mismo con los ex presidentes de Brasil Lula y Dilma porque en SIDOS había un porcentaje accionario de una empresa brasileña.

Rocca fue el tercer directivo de Technit en ser indagado en la causa de los cuadernos de la corrupción. Zabaleta fue detenido cuando se inició el caso y declaró como arrepentido, tras lo cual fue liberado. Luego fue citado Betnaza y ahora Rocca.

Betnaza fue procesado por el juez Bonadio por asociación ilícita y pago de coimas. En tanto a Zavaleta le dictó una falta de mérito pero los fiscales le pidieron a la Cámara Federal que los procese.

Al prestar declaración como "arrepentido", Betnaza relató ante Bonadio pagos ilegales de la compañía al gobierno de Cristina Kirchner en 2008, en el marco del conflicto por la nacionalización de la empresa Sidor, de ese grupo empresario, en Venezuela, y destacó que la ex presidente participó de "varias reuniones" en aquella ocasión.

Betnaza, un hombre fuerte y más político de Techint, declaró en la causa que "el cierre financiero" de esos pagos "se realizó a fines de 2008 y 2009, con intervención de Cristina Kirchner, en varias reuniones".


Inicialmente, Betnaza señaló que Techint solicitó "al gobierno argentino que intercediera ante el gobierno de (Hugo) Chávez, ante el peligro de nacionalización". Tras indicar que en abril de 2008 se declaró en Venezuela la "nacionalización" de una subsidiaria de Techint pidieron "ayuda al gobierno nacional".

"Después de una cena muy amigable, al día siguiente, se me acerca (Claudio) Uberti y me manifiesta el enojo del presidente (Néstor) Kirchner, alegando que la empresa no contribuía económicamente con el Gobierno. Él dijo: 'Ustedes no nos aportan nunca nada y el presidente Kirchner está muy enojado con ustedes'. Mi respuesta fue: 'El grupo Techint no hace negocios, nunca, con la política'". "A partir de mi respuesta, percibí un diálogo al oído entre Uberti y Kirchner, y ese mismo día tomaron el helicóptero, pasaron por encima de la empresa nuestra, se subieron al avión y se fueron", puntualizó.


Betnaza destacó que luego se concretó la expropiación de la empresa por parte del gobierno venezolano. "En el inicio de 2008, con muchas noticias periodísticas, apelamos al gobierno de Argentina, a las personas del Ministerio de Planificación Federal, y nos manifestaron que hagamos un aporte porque ello significaba gastos que el gobierno argentino no tenía por qué afrontar", subrayó.

Y advirtió: "Ahí empezamos a negociar la fase económica. En estas reuniones, empieza a participar (el ex funcionario del Ministerio de Planificación José María) Olazagasti, que es a quien deriva Kirchner para participar". "El cierre financiero se realizó a fines de 2008 y 2009, con intervención de Cristina Kirchner en varias reuniones", agregó Betnaza en su declaración.

Además, mencionó a la ex presidente al recalcar: "Luego ella me convocó señalándome que el precio estaba acordado en mil novecientos setenta millones". "Ella me informa que había hablado con Chávez, y que nos comunicáramos con el ministro de Finanzas del régimen para acordar el pago", señaló Betnaza.

También recalcó: "Durante el período que abarcó la salida de la gente de Venezuela nos solicitaron que contribuyéramos con el Gobierno. Aquí intervinieron (Julio) De Vido y (Roberto) Baratta". "En razón de la situación que estábamos viviendo en Venezuela, le doy instrucciones a (el ex ejecutivo de Techint, Héctor) Zabaleta para que haga los pagos", precisó.

Si bien no aparece mencionado en los cuadernos de Oscar Centeno, el dueño de Techint fue señalado por el financista Ernesto Clarens, quien también declaró ante el magistrado, por entregar supuestas coimas durante la gestión anterior.

El pasado 25 de septiembre, tras procesar a medio centenar de involucrados en el caso, Bonadio decidió citar a Rocca y a Marcelo Mindlin, empresario del sector energético, entre otros.

En la causa de los cuadernos de la corrupción fueron procesados la ex presidenta Cristina Kirchner y otras 40 personas entre ex funcionarios como Julio De Vido y José López y empresarios como Aldo Roggio y Angelo Calcaterra. Los procesamientos están bajo revisión de la Cámara Federal.


(Fuente: Infobae)

Comentarios