San Juan 8 > País > gobierno

El Gobierno ratificó que no está dispuesto a aplicar el ajuste que le pide el FMI

El Gobierno nacional ratificó hoy que "no está dispuesto a aplicar la política de ajuste" que pide el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque compromete al pueblo argentino y su posibilidad de crecer y desarrollarse”, tras la reunión realizada en Casa Rosada en la cual el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, analizaron junto a mandatarios provinciales los avances en las negociaciones con el organismo de crédito internacional.

Te puede interesar...

"Me parece que lo importante es que se sepa lo que estamos haciendo y que todo el mundo tome nota de lo que la Argentina está buscando, lo que está proponiendo y de cómo estamos parados en la negociación", señaló ayer el Presidente a los medios públicos tras el acto que encabezó junto a Guzmán.

Y agregó: "Un programa de ajuste termina generando el desastre que generó. Nosotros no creemos en eso, creemos que la Argentina para pagar tiene que crecer y hacerse de recursos para poder cumplir sus obligaciones y que todo lo que significa de algún modo ajustar eso limita el crecimiento".

Guzmán, por su parte, señaló al término del encuentro que “la diferencia entre lo que plantea el Fondo y el Gobierno argentino consiste en diferenciar un programa que con alta probabilidad sostendría la recuperación económica que la Argentina está viviendo; es esencialmente un programa de ajuste de gasto real versus un programa que le dé continuidad a esta recuperación fuerte a la economía".

En ese sentido, la portavoz Presidencial, Gabriela Cerruti, remarcó hoy, en su habitual conferencia de prensa de los jueves que “el Fondo Monetario internacional (FMI) pide una política de ajuste que el Gobierno no está dispuesto a aplicar”.

"El Fondo Monetario Internacional (FMI) pide un ajuste que el Gobierno nacional no está dispuesto a aplicar y por eso seguimos negociando. Ese es el punto clave de la discusión que se lleva a cabo en estos momentos y esperamos que se pueda resolver rápidamente", señaló Cerruti.

La funcionaria aseveró que por eso continúan las negociaciones con el organismo de crédito, y que "ese es el punto clave de la discusión que se lleva a cabo en estos momentos".

"Esperamos que se pueda resolver lo antes posible. La postura de Argentina tiene el apoyo de muchos países del mundo, además de un conjunto de gobernadores, diputados, senadores, funcionarios y fuerzas de la sociedad sindicales, económicas y políticas que están acompañando la mejor resolución para este acuerdo. El país no va a entrar en default", aseguró la portavoz.

La funcionaria enfatizó que la palabra "ajuste está enterrada para este Gobierno que apuesta a una política de expansión y crecimiento de la economía, y afirmó que "la negociación es con el FMI y su staff y no con Estados Unidos, que es un país con mucho peso en el organismo".

Cerruti indicó que "no le llama la atención" la decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de no participar en la reunión convocada ayer por Fernández y Guzmán, y evaluó que el dirigente del PRO prioriza "su posición en la interna" de Juntos por el Cambio (JxC).

"No nos llama la atención que Rodríguez Larreta no haya participado porque él mismo expresó al Presidente porque tiene problemas internos dentro de su alianza para asistir a estas reuniones. Evidentemente privilegia su posición dentro de la interna JxC antes que los intereses de los argentinos y argentinas", señaló hoy la portavoz durante una conferencia de prensa ofrecida desde la Casa Rosada.

En ese sentido, criticó la postura del jefe de gobierno porteño a quien "le cuesta sentarse a discutir la solución" a la deuda que contrajo el gobierno de Mauricio Macri con el FMI, y aseguró que el mandatario de CABA fue invitado a otras reuniones a las que desistió de participar.

"Con el sector duro de JxC no estamos negociando la cuestión de la deuda, lo hacemos con el FMI. Ellos viven su propia interna y su propia película, le hablan a su gente. Nos parece muy novedosa la reunión de ayer en la que se llevó adelante un dialogo de semejante nivel con gobernadores y públicamente de cara a la sociedad", remarcó.

También valoró, en particular, la postura del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, al estimar que "habla de sensatez política hacerse cargo de que fue el gobierno anterior quien contrajo esta deuda que hoy el Gobierno nacional intenta solucionar, y que por lo menos hay que prestarse a una conversación", observó.

"Hay quienes dentro del PRO siguen sin querer hacerse cargo de la deuda que Macri contrajo y no quieren prestarse a ningún tipo de diálogo porque tampoco supieron tenerlo en su momento. Fue una deuda que contrajo casi personalmente el expresidente sin consultar con el parlamento argentino, ni con empresarios, ni gobernadores, ni sindicatos", recordó Cerruti.

Finalmente, la portavoz señaló que "es difícil hablar" de la deuda de US$ 44.000 millones que fue tomada sin los mecanismos necesarios y recordó que el expresidente Mauricio Macri "no tuvo ningún empacho en endeudarse como lo hizo para llevar adelante su proyecto político".