País
Sábado 01 de Septiembre de 2018

El Gobierno Nacional recortará $100.000 millones más para pactar con el FMI

Es parte del plan que la próxima semana Dujovne llevará a Washington para renegociar con el organismo; el déficit fiscal pasaría de 1,3% a 0,4% en 2019; ayer, el dólar bajó a $38 después de una semana de alza.

El ajuste adicional que el Gobierno presentará pasado mañana será de al menos 100.000 millones de pesos. Así, la cuenta total del recorte para el año próximo alcanzaría los $400.000 millones, lo que llevará el déficit fiscal al 0,4 por ciento, un número sustancialmente inferior al 1,3% que se acordó con el FMI.

Según pudo saber un medio nacional la administración nacional absorberá el ajuste agregado, con lo que el Gobierno se prepara para reducir el rojo en sus cuentas en $300.000 millones. Los otros 100.000 millones son los que tendrán que asumir las provincias, negociación que, según la Casa Rosada, se encuentra encaminada. Ayer, los mercados siguieron inestables, pero el dólar bajó a $38.


Con la nueva meta de déficit fiscal el Gobierno busca conformar al FMI en medio de la renegociación del acuerdo que suscribió en junio por US$50.000 millones y responder al principal requerimiento de los mercados, tras una semana de histeria cambiaria: acelerar el ajuste. El ministro Nicolás Dujovne viajará a Washington pasado mañana para presentarle la hoja de ruta a Christine Lagarde.

Si bien el recorte será superior al previsto, lo cierto es que buena parte del ajuste ya se licuó porque en lo que va del año el tipo de cambio subió más del 100% y eso ayudó a bajar la deuda.


Después de atravesar una de las semanas más difíciles desde que asumió, el presidente Mauricio Macri informó el miércoles último que le solicitó al Fondo que le adelante los dólares necesarios para cumplir con el programa financiero hasta el final del mandato: US$21.000 millones para cerrar los números de este año -ya recibió 15.000 millones y en los últimos días solicitó una partida de US$3000- y otros US$29.000 millones para el próximo. Una medida con la que intentó llevar calma a los mercados, que, sin embargo, reaccionaron con escepticismo.


Bajo un fuerte hermetismo, el Presidente trabajó ayer todo el día sobre una batería de medidas para alcanzar la nueva cifra junto con el ministro Dujovne -el responsable de comunicar el plan, pasado mañana-; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. En la quinta de Olivos, también se vio al asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba.


Como adelantó ayer un medio nacional, una de las decisiones que anunciará el titular del Palacio de Hacienda es la suspensión de la baja de las retenciones a la soja. El Gobierno viene reduciéndolas un 0,5% por mes y desde hoy tendría que estar en una tasa del 25,5%, pero esa baja no se aplicaría. También está en evaluación reimplantar derechos de exportación al trigo y al maíz, eliminados en diciembre de 2015, uno de los primeros gestos de Macri hacia el campo.


Si bien Macri se comprometió ante los productores agropecuarios a no tocar la baja de las retenciones, el nuevo contexto económico y la fuerte suba del dólar -después de la devaluación récord de anteayer, en que la divisa norteamericana aumentó más de $5 y llegó a $39,77, ayer cerró a $38-, que generan un beneficio directo para el sector, terminaron por convencerlo.


Dujovne fue claro anteayer con respecto a de dónde saldrá la plata que hace falta recortar. En su segunda conferencia de prensa en la Casa Rosada, anteayer, el ministro anticipó que habrá "medidas del lado del gasto y vamos a estar trabajando algunas medidas del lado del ingreso".

Fuente: La Nación


Comentarios