Reforma Previsional
Lunes 18 de Diciembre de 2017

El Gobierno Nacional intentará aprobar la Reforma Previsional en un clima de máxima tensión

El oficialismo confía en el acuerdo alcanzado con los gobernadores. Tras la caótica sesión del jueves, prometió que sumará un bono compensatorio a las jubilaciones más bajas.

Esta tarde, desde las 14, Cambiemos logrará lo que no pudo el jueves: habrá al menos 129 diputados sentados en su banca para debatir la Reforma Previsional que impulsa el Gobierno y que ya tiene media sanción en el Senado. Aunque luego de la reunión del viernes con los gobernadores y legisladores de la oposición también estaría garantizada la aprobación del proyecto, muchos dentro del oficialismo muestran cautela ya que piensan que las protestas convocadas y el paro de la CGT podría -nuevamente- convulsionar la sesión y "espantar" a algunos bloques.

A pesar de esto, hay un optimismo que se alimenta por la necesidad de las provincias de cumplir el Pacto Fiscal, lo que le daría a Cambiemos al menos 25 de los 35 votos de Argentina Federal, la bancada que representa a los gobernadores, que demostraron ser, por lo menos para esta ley, claves para las aspiraciones de la Casa Rosada.

Los incidentes que puedan ocurrir fuera de la Cámara es lo que más preocupa al Ejecutivo. Sin embargo, el jefe del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, ya dejó en clara su postura: "Si la CGT convoca a un paro antes de la reunión del Congreso, no hay dudas que están buscando debilitar las instituciones. La ley importa pero golpear al Presidente les produce adrenalina nostálgica".

La mayor esperanza del oficialismo para sacar adelante la sesión es el documento firmado luego de la reunión del viernes en la oficina de Emilio Monzó, que estipula claramente: "A tal efecto los presentes se comprometieron a garantizar la presencia de los diputados nacionales de las distintas fuerzas políticas por ellos representados tanto para la constitución del quórum como para la aprobación del mencionado temario".

Para revalidar esto, se espera la presencia de algunos gobernadores en el Congreso. Es más, según confirmaron a Infobae, los diputados del interior llegaron el domingo a la noche a Buenos Aires -muchos en auto- para evitar sorpresas o "ausencias" de último momento.

A las 14 será la hora de la verdad, en donde el Gobierno podrá revalidar el acuerdo alcanzado con las provincias y avanzar sobre una reforma que consideran troncal, o sufrir el costo político de una nueva sesión fallida, que arrojaría por la borda el consenso para otras iniciativas sustanciales. Como última instancia, en Casa Rosada ya está firmado el decreto de la reforma previsional por los 22 ministros. Falta Mauricio Macri.

Comentarios