País
Lunes 12 de Agosto de 2019

El dólar cerró a $57,30 y obligó al BCRA a vender reservas y convalidar tasa récord

Luego del aplastante triunfo de la fórmula Fernández-Fernández en las elecciones PASO, el billete verde se vendió con un alza de 23,1% en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio.

En una jornada signada por la incertidumbre y el nerviosismo local tras el aplastante triunfo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner (Frente de Todos) el domingo en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el dólar escaló 23% o $10,75 a $57,30 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio. Sucedió en una rueda en la que el Banco Central desplegó toda su artillería para morigerar la disparada, con venta de reservas propias (por primera vez desde septiembre de 2018), intervención en futuros y con una tasa récord de 74,752%.


En el Banco Nación, en tanto, el dólar se vendió a $55 (en el canal electrónico se consiguió a $54,95). Mientras que la cotización más elevada del día la tuvo el Banco ICBC con un precio de venta de $66 (finalmente cerró a $57).


Se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa voló y se vendió a $53 (un alza de 17,1% o $7,75), luego de alcanzar un récord intradiario de $65.


"En un contexto de incertidumbre y nerviosismo y de ausencia de oferta privada en cantidad y con una demanda por cobertura exacerbada por la preferencia para dolarizar tenencias, solo la intensa actividad del Banco Central pudo poner un límite a la fuerte suba de hoy", remarcó Gustavo Quintana, operador de Pr Corredores de Cambio.


Para evitar que el dólar siga escalando, el Banco Central subió la tasa de referencia unos 11 puntos porcentuales al récord de 74,782%, y licitó u$s100 millones de sus reservas en dos tramos. En el primero, el precio promedio fue de $55,431, yen el segundo se registró un precio promedio de venta de $54,755.


Asimismo, el BCRA subastó otros u$s30 millones a cuenta del Tesoro. De esta manera, la autoridad monetaria busca abastecer la demanda del mercado luego de una derrota del oficialismo en la elección primaria del domingo.


Los valores máximos de la jornada se anotaron en la primera parte del día, cuando puntuales operaciones se pactaron en los $ 60, un aumento de catorce pesos setenta y cinco centavos respecto del cierre anterior. En ese marco, la poca oferta genuina fue suplida desde temprano por las intervenciones oficiales, que a las reiteradas ventas en los mercados de futuros, añadió la realización de subastas por cuenta propia con ventas en el segmento de contado que, sumadas a la fuerte suba de la tasa de interés de las Leliq, forzaron una baja de los precios hasta que tocaron mínimos en los $ 53.


El volumen operado fue de u$s550 millones, un 37% menos que el viernes ante la consecuencia de la incertidumbre y de la volatilidad de los precios.


La estampida del dólar se dio tras la abrumadora diferencia que el opositor Alberto Fernández logró sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias del domingo, que alejó la posibilidad de una reelección del mandatario en los comicios de octubre.


El riesgo país de JP Morgan subía 3,8% (33 unidades) a 905 puntos básicos y los seguros contra default (CDS) a cinco años saltaban 92% a 1.955 puntos básicos.


Además, la bolsa porteña se desplomaba un 32% en medio del temor a que el Gobierno sufra un vacío de poder tras su derrota.


Si bien aún faltan dos meses para las elecciones generales, las primarias son consideradas un preciso sondeo de lo que podría acontecer en octubre en Argentina, donde una crisis económica golpeó la imagen de Macri en el último año y revitalizó al peronismo en la oposición.


No hay que perder de vista que Macri es el favorito de los mercados, que temen que Fernández impulse una fuerte intervención del Estado en la economía, como hizo durante su gestión su actual candidata a la vicepresidencia, la exmandataria Cristina Fernández.


"Los mercados reaccionan mal cuando se dan cuenta de que fueron estafados. El Gobierno los condujo a este estado de cosas con los bonos que emitieron", dijo el lunes Alberto Fernández en una entrevista radial.


En medio de versiones de renuncias y cambios en el Gobierno, el presidente Macri reunió a su equipo económico en Casa Rosada, en un encuentro que hasta ayer no estaba previsto. Allí se sentaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, Guido Sandleris.


Por la tarde, esta previsto que el jefe de Estado encabece una reunión de Gabinete y luego se espera que brinde una conferencia de prensa. La cita es pasadas las 16, por lo que el gobierno tendrá un panorama de cómo cierra el dólar y los mercados.


Con el 98,7% de las mesas escrutadas, el Frente de Todos de Fernández consiguió el 47,7% de los votos, contra el 32,1% de Juntos por el Cambio, la coalición de Macri, según el conteo oficial.


De obtener este resultado en los comicios de octubre, Fernández evitaría un balotaje, que solo se disputaría si ninguno de los postulantes obtiene más del 45 por ciento de los votos o el 40 por ciento y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.


Analistas dieron prácticamente por ganadas las elecciones a Fernández. "Los resultados abren un escenario desafiante, con una transición muy larga. Tanto el Gobierno como la oposición enfrentan un dilema: negociar debería ser crítico para una transición ordenada, pero también podría reducir su competitividad de cara a las elecciones de octubre", dijo el banco Citi en un reporte.


El próximo presidente asumiría su cargo recién el 10 de diciembre.



Fuente: ámbito.com

Comentarios