País
Martes 17 de Julio de 2018

El BCRA retuvo el 76% de las inversiones y pagó 46,5% por la Lebac corta

La entidad redujo levemente la tasa a 28 días que paga por emitir las Letras con que mantiene pesos fuera de circulación temporalmente al cabo de una subasta en la que renovó más del 70% del stock de deuda que le vencía.

El Banco Central (BCRA) redujo levemente del 47 al 46,50% anual hoy la tasa de corto (a 28 días) que paga por emitir las Letras ( Lebacs ) con que mantiene pesos fuera de circulación temporalmente al cabo de una subasta en la que renovó el 76% del stock de deuda que le vencía, según informaron fuentes del mercado.

El grado de adhesión, que resultó 16 puntos mayor que el que había logrado en junio en medio de la corrida, fue levemente mayor al que tenía previsto la entidad dado que, otro de sus propósitos, es ir reduciendo esa "bomba" de pesos con potencial especulativo que llegó a acumular $1,2 billones (la mitad de los cuales vencía con periodicidad mensual).


Esto es porque la nueva conducción del BCRA, encabezada por Luis Caputo , identificó como el disparador de la corrida cambiaria que obligó al Gobierno a revisar sus planes y sumió a la economía en una nueva recesión. De allí que una renovación que resultó 3 puntos mayor a lo que esperaban y pactada al cabo de una jornada en la que el dólar volvió a avanzar (por segunda rueda consecutiva) indicaría que la tasa le volvió a ganar otra pulseada al billete.

En todo caso, para tratar de mantener al dólar bajo control, el BCRA ya había prefijado y pactado con los bancos un nuevo destino para buena parte de los $ 130.000 millones que quedan "liberados". El 33% de ese monto son pesos que las entidades tenían invertidos Lebacs y que ya comprometieron en la adquisición otros $45.000 millones del Bono del Tesoro 2020 (BOTE) que usarán para integrar mañana la suba de 2 puntos más que le toca integrar en encajes.

Otra porción similar tendrá igual destino ya que los bancos venían incumpliendo con esa exigencia, aprovechado una "dispensa" concedida al final de la gestión Sturzenegger para que incumplan con esa exigencia prudencial, siempre que utilizaran esos fondos para comprarle más Lebacs, lo que los obligaría a inmovilizar unos $ 35.000 millones más.

Según cálculos de la autoridad monetaria, los $50.000 millones que realmente volverían a circular serviría para cubrir en buena medida demanda genuina de pesos, lo que ayudaría a que el sistema financiero y bursátil reequilibre su liquidez y permitiría que las tasas de corto plazo, que habían llegado a negociarse por encima del 60% anual hace unos días, confluyan hacia las de referencia que fija el BCRA.


(Fuente: La Nación)

Comentarios