Comscore

APERTURA DE SESIONES

El presidente anunció que "en 10 días enviaré un proyecto para legalizar el aborto"

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que quiere que "la palabra recupere el valor que alguna vez tuvo entre nosotros" y dijo que gobernar "no es mentir ni ocultar la verdad al pueblo", al iniciar su discurso ante la Asamblea Legislativa. Cambios en la economía, en la Justicia y un nuevo proyecto para legalizar el aborto fueron los anuncios más sobresalientes de un discurso que duró 80 minutos.

El mandatario advirtió que "el país venía transitando una situación extremadamente delicada". "Nunca más a un endeudamiento insostenible", remarco, tras hacer un resumen de la herencia que recibió de Mauricio Macri.

"Encontramos un Estado en donde casi desaparecieron los instrumentos de regulación. Se lastimó la relación con los trabajadores del Estado. Los aumentos tarifarios registraron incrementos excesivos. El nivel de esos aumentos llevaron a situaciones críticas a miles de familias. Más de 5 millones de argentinos se endeudaron con el Anses solo para cubrir otras deudas", citó Fernández.

Luego aclaró que gracias a sus primeras medidas -tarjeta alimentaria, congelamiento de tarifas- el país comenzó a "dar sus primeros pasos positivos".

Después, el mandatario hizo hincapié en la necesidad de bajar la inflación y apuntó directamente contra los formadores de precios. "El Estado se va a poner al frente de la batalla contra la inflación con todas las herramientas con las que cuenta", dijo.

Y agregó: "Vamos a exigirles total responsabilidad a los formadores de precios. Debemos terminar con la Argentina de los vivos que se enriquecen a costa de los pobres bobos. Los pícaros que especular subiendo los precios no tienen cabida en esta Argentina".

El momento que arrancó una ronda de aplausos fue cuando Fernández se refirió a la deuda externa e, indirectamente, mencionó al gobierno anterior. "Nunca más a un endeudamiento insostenible. Nunca más a decisiones que se toman con ínfulas tecnocráticas que se toman a espaldas del pueblo".

A continuación, se tomó un minuto para agradecer al Papa Francisco. "Llamó a construir una economía con alma" y luego fijó postura sobre las futuras negociaciones con los acreedores.

"Necesitamos un acuerdo que le permita a la Argentina ponerse de pie. Si queremos superar los ciclos de sobre endeudamientos tenemos que hacer promesas que sí se puedan cumplir. Era premisa será la base de las ofertas que le haremos a los acreedores. Este proceso lo vamos a realizar con responsabilidad y con firmeza", aseguró el Presidente.

Una parte sustanciosa del discurso estuvo abocada a los anuncios, sobre todo en materia económica y productiva. Alberto habló de hidrocarburos, extracción minera y le dejó un fuerte mensaje al campo: tendrán que hacer más esfuerzo.

"Hemos iniciamos una renovada batalla nacional por el gas y el petróleo. Enviaré a este Congreso un proyecto para el desarrollo del sector que promueva la inversión en el sector y facilite el desarrollo de la cadena industrial, tecnológica y de servicios que permita crear empleos", aseguró Fernández. Luego explicó que la minería "tiene grandes posibilidades pendientes" aunque aseguró que buscará que se respeten "los estándares ambientales".

Por otro lado, adelantó que se modificará la ley de la economía del conocimiento con nuevas perspectivas de género, más federal y accesible para las pymes.

Un momento crítico fue cuando se refirió al campo. "En ese proceso de desarrollo económico federal, y en un marco de crisis fiscal, el campo debe ser un actor importante. Deben hacer el desfuerzo aquellos que producen y exportan. Que el campo crezca es uno de nuestros objetivos".

Una cantidad significativa de anuncios estuvieron destinados a contar los cambios en la Justicia. Así, Fernández habló tanto de la causa AMIA como de la corrupción y del narcotráfico. Anunció la desclasificación de los testimonios secretos brindados por agentes en la causa AMIA y una reforma a la justicia federal.

A 26 años del atentado a la AMIA ordenaré desclasificar los testimonios secretos brindados por los agentes de inteligencia. Lo mismo haremos con toda documentación reservada que exista en el organismo sobre el tema Estaremos poniendo fin al secretismo que se maneja con fondos públicos.

"Vengo a ponerle fin a la utilización de la Justicia y al nombramiento de jueces amigos. Propiciaremos la creación de un nuevo fuero federal penal que unificará los fueros penales que hoy tienen jurisdiccion en CABA. De este modo los delitos de la administración pública dejarán de estar en manos de unos pocos jueces", dijo Fernández.

Además, adelantó que se creará una nueva sala y secretaría de narcotráfico en la Cámara Federal de Apelaciones en Rosario y que se organizará una nueva fiscalía en San Lorenzo para ocuparse de los delitos de trata de personas, narcotráfico y lavado de dinero.

Fernández dedicó varios minutos a explicar su postura a favor del aborto y adelantó que en los próximos diez días enviaría al Congreso un nuevo proyecto para legalizarlo.

"Las situaciones de las mujeres gestantes en Argentina son diversas. Un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres para que accedan plenamente al sistema de salud. La legislación en materia de aborto no es efectiva", dijo el Presidente. "Por eso dentro de los próximos 10 días presentaré un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo y que permita a las mujeres a acceder al sistema de salud cuando tome la decisión de abortar".

Para cerrar Fernández volvió a hablar del "vicio inflacionario" y de la importancia de "dejarlo atrás". Hay quienes no comprenden que todos estamos subidos al mismo barco y que necesitamos trabajar conjuntamente. Vengo a proponerles que reconstruyamos los equilibrios que no debimos perder. Cuando decimos primeros los últimos estamos marcando necesidades desatendidas. Hay sectores que deben esperar que posteriormente la recuperación los beneficie