País
Miércoles 07 de Noviembre de 2018

Dante Sica: "El bono será obligatorio para el sector privado"

El ministro de Producción y Trabajo afirmó que será obligatorio para el sector privado, pero que el Estado no lo pagará.

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó que el pago del bono de fin de año, por 5 mil pesos, será obligatorio para el sector privado, pero no así para el público".

"Tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y los sectores empresariales. El bono sería compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio para el sector privado.

Hasta que el público no cierre sus paritarias, solo compete al sector privado. Estamos terminando de redactar el texto", puntualizó el funcionario.

En ese sentido, explicó: "pusimos el límite de 5 mil pesos como no remunerativo. Para las empresas que puedan pagar más, eso ya sería remunerativo".

"La idea de esta mesa de diálogo es que todos ponemos algo.

Nosotros estamos resignando recaudación con el pago no remunerativo", añadió.

En declaraciones a radio Continental, Sica resaltó que "venimos manteniendo un diálogo fluido con todos los sindicatos.

Reconstituimos la mesa de diálogo que en los últimos meses no había funcionado".

"Los gremios planteaban que podría haber algún tipo de flexibilidad (para el pago del plus de fin de año). Vamos a hablar con el sistema financiero para ver si puede haber algún tipo de financiación para las empresas que no lo puedan pagar", indicó el ministro.

Sica reconoció el "impacto de la crisis" en los salarios, pero aclaró que desde el Gobierno "estamos haciendo todo lo que podemos hacer para recuperar el crecimiento".

En este marco, en la reunión de ayer también se dispuso que las empresas que pretendan despedir personal tendrán que encarar un proceso administrativo ante la Secretaría de Trabajo, como paso previo a concretar esa medida.

Esta decisión se oficializará en los próximos días por medio de una resolución a publicarse en el Boletín Oficial.

La intención es fijar un mecanismo que desaliente los despidos, en el marco de la recesión económica que sufre el país.