País
Martes 05 de Noviembre de 2019

Cristóbal López declaró que Macri lo citó para quejarse de la línea editorial de C5N

El empresario contó que estuvieron reunidos el mismo día de las elecciones presidenciales de 2015.

Cristóbal López, el empresario del grupo Indalo que salió de la cárcel hace un mes, volvió hoy a tribunales para declarar como testigo en una causa en donde se investiga si el presidente Mauricio Macri habría abusado de su poder para desapoderarlo de sus bienes. En ese contexto, López le contó a la jueza María Servini y el fiscal Guillermo Marijuan que el día de las elecciones generales de 2015 fue a una reunión con Macri en donde el hoy presidente le preguntó "qué vínculo tenía con Cristina Kirchner" y, según declaró, "me hizo saber que había que meterla presa". También relató en detalle cómo fueron, según su versión, los mensajes para cambiar la línea editorial de C5N, las advertencias de que iría preso y las negociaciones para intentar vender el canal.


López está siendo juzgado junto a su socio Fabián De Sousa y el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray por el presunto no pago de 8 mil millones de pesos a la AFIP por el impuesto a los combustibles. En el juicio, que comenzó en junio, ya declararon en indagatoria Echegaray y De Sousa. Mientras tanto, Cristóbal López espera su turno.



Pero estas declaraciones de López, como testigo, bajo juramento de decir verdad, forman parte de la causa que inició su socio, Fabián De Sousa, cuando aún estaba preso. Allí acusó a Macri y funcionarios de su gobierno por los delitos de asociación ilícita y administración fraudulenta en perjuicio del Estado nacional, violación de sus deberes funcionales, abuso de autoridad y peculado.


Citado como testigo, Cristóbal López se presentó hoy en el tercer piso de Comodoro Py y dio su versión sobre el nexo que lo unió a Macri y las negociaciones a partir de que llegaron al poder en diciembre de 2015.


Reuniones. "Tuve reuniones con funcionarios del actual gobierno. De los que están en la causa Mauricio Macri, (Fabian) Rodriguez Simón y (el empresario) Nicolás Caputo", afirmó Cristóbal Lopez. Según dijo, una de las reuniones fue el 25 de octubre, día de las elecciones, a las 11 de la mañana, en la casa que era de Franco Macri, en Barrio Parque. Precisó que ese día viajó desde Comodoro Rivadavia y que la reunión fue gestada por De Sousa, a pedido de Miguel De Godoy. Precisó que la reunión fue "normal al principio" en donde hablaron de los hijos de cada uno y del fideicomiso que armó "para que cada uno se administrara solo", pero que él no entendía el motivo de la reunión y la urgencia con la que había sido pedida.


C5N y Tinelli. "Hasta que (Macri) me comentó que en C5N y en el programa Showmatch, en el Bailando, lo habíamos tratado mal. A lo que yo le dije que en el Bailando nosotros no tenemos nada que ver, eso lo maneja exclusivamente (Marcelo) Tinelli. Él se quejaba porque le habían puesto en un programa que había ido con (Daniel) Scioli y (Sergio) Massa y en el orden de presentación lo habían puesto segundo. Se quejaba de eso. De C5N le respondí que los tres candidatos se quejan", dijo. Según reconstruyó en su testimonial, le respondió que ellos trataban de ser "lo más neutral posible", que "no le bajamos líneas a nuestros periodistas como pueden hacer otros medios, los nuestros son independientes en serio". También le aclaró que el canal estaba en manos de De Sousa.


Cristina y 'Palo Blanco'. En un momento, siempre según el relato de Cristóbal López, Macri le preguntó "¿Y Cristina?" Según dijo Cristóbal, "entonces le digo (a Macri) pará, pará. Primero que yo no soy 'palo blanco' de nadie". López relató que Macri no entendió qué quería decir ese término y el propio dueño del grupo Indalo le respondió: "Sí, testaferro". "Yo le dije que no soy testaferro de nadie, y todo lo que tengo es mío, y el canal es 70 por ciento mío y el 30 por ciento de Fabián, así que ese cuento que anda por la calle diciendo que el canal es de Cristina, sacátelo de la cabeza porque no es cierto".


La era Macri. Siguiendo con el relato, López afirmó que Macri le preguntó qué iba a hacer después del 10 de diciembre. "¿Cómo qué voy a hacer?", dijo. "Sí, cómo va ser el trato con el nuevo gobierno y c5", le habría respondido el presidente. "Le contesté nosotros no vamos a ser oposición. Nuestro canal va a ser un canal neutral, además nuestros periodistas no son de arrear e informan lo que sienten, la realidad. No voy a poder influir en que digan que sos el mejor Presidente".


Presa. Macri insistió en consultarle cuál era la relación con la jefa de Estado saliente, hoy electa vicepresidenta. "Mi relación no era con ella, sino que había sido con el marido, con Néstor Kirchner. Le digo con Néstor tenía una buena relación, pero a Cristina nunca la traté. No tengo relación. Entonces me dice que él necesitaba el canal para ir por Cristina. Le dije qué es ir por Cristina y me dice 'hay que meterla presa', a lo que yo le contesté 'conmigo no contés. Yo no soy amigo de Cristina pero la aprecio y creo en el proyecto político del kirchnerismo'".


Sensación. "De ahí no sé cómo fue la charla, no me acuerdo. Me quedé muy nervioso, me alteró. Él no se mostró molesto ni nada. Todo fue con total naturalidad, como si hubiese hablado de arreglar una cena y la verdad que a partir de ahí no sé qué hablamos, no lo recuerdo. Todos mis socios sabían de la reunión y querían saber cómo me había ido. A todos menos, menos a Fabián, le dije que me había ido bien, que estaba molesto con C5N. Al único que le dije cuál era el pedido de ir por el canal por Cristina" fue a De Sousa, aunque con el tiempo contó que se los reveló a todos.


Otras reuniones. López dio detalles también de las reuniones que tuvo con Nicolás Caputo, amigo de Macri, y Fabián Rodríguez Simón, director de YPF, cercano a Elisa Carrió e integrante de la mesa judicial. Según dijo, fueron "del mismo tenor". "Pepín" decía "yo soy Macri", afirmó Cristóbal López. También refirió que el ingeniero había decidido que tuvieran que pagar más impuestos o más canon en los negocios de juego. "Me acuerdo frases como 'ustedes ganaron mucho en los últimos años, ahora van a estar cuatro años sin ganar nada" o "ahora nos toca a nosotros". López habló de una "sensación de amenaza" y de que en un momento le llegó un mensaje a uno de sus asesores diciéndole "arreglá los honorarios con tus clientes porque empezó la guerra". Y 48 horas después se publicó el artículo en el diario La Nación sobre el no pago de 8 mil millones de pesos del impuesto al combustible y un reportaje de Macri en el programa de Luis Majul "diciendo que nos iban a embargar todas las cuentas. Esa fue la declaración de guerra".


Guerra. En palabras de Cristóbal López, "era una guerra despareja porque éramos dos perejiles contra el Estado completo, era como ir a la guerra con Estados Unidos con dos escarbadientes. Macri nos tiró el Estado encima. A mí me llegaban versiones de distintas personas que nos iban a meter preso y la previa a meterme preso es más dura que cuando te meten preso".


Preso. Las dudas, dijo, se disiparon el 4 de junio de 2017, cuando se reunió con Daniel Mautone, "que es mi amigo y socio de Daniel Angelici" y que le confirmó que lo meterían preso. Su defensor Carlos Alberto Beraldi le dijo que era imposible y De Sousa le dijo que "dejara de comprar carne podrida. Te están haciendo la cabeza, para hacernos vender el grupo. Debo reconocer que sí me hicieron la cabeza y además me venían comentarios que la única salida era entregando el grupo Indalo".


Terranova. El segundo nexo fue el corredor de autos Orly Terranova, amigo de Caputo y Macri, a quien le avisó que prefería perder el grupo a ser arrestado. Hubo varios contactos hasta que le dijeron que el interlocutor sería Mario Quintana. Según Cristóbal, en un momento la respuesta a Terranova fue "no Orly, no nos interesa que López pague políticamente, el negocio es otro para nosotros lo mejor es que quiebre y poder exhibirlo en la Plaza de Mayo'". Hubo nuevos intentos, incluso se habría conseguido un aval del Gobierno pero el problema estaba en que el ex titular de la AFIP Alberto Abad no daba un plan de pagos. Incluso Fabián De Sousa habría conseguido la palabra del ministro del Interior Rogelio Frigerio para que los gobernadores pauten en C5N porque la pauta había pasado a ser cero. Sin embargo, pasadas unas semanas, tras una charla con el ecuatoriano Jaime Durán Barba, Terranova desapareció hasta del WhatsApp.


Rosner. Cristóbal López afirmó que siguieron buscando "más alternativas" para que apareciera un fondo de inversión. Apareció Ignacio Rosner, sobre el que le dieron que "una persona muy cercana al Gobierno". "Me dijo soy muy amigo de Mauricio, siempre trabaje con él y con el padre en SOCMA", le habría dicho Rosner, quien también le manifestó conocer a Abad y que tenía su okey para la operación, según relató López. Cuando avanzaron, Rosner le dijo "el único problema es que enfrente no aceptan que te quedes con el 30 por ciento, quieren que entregues el 100 por ciento del grupo Indalo". Enfrente, aclaró, era la Casa Rosada, porque es donde queda ubicado su departamento en Puerto Madero. "Era una condición sine qua non. Lo llamé a Fabián, le conté lo que había pasado. Él no quería saber nada y le digo 'mirá que vamos a ir presos, elegí'. Al final lo terminé convenciendo, no fue fácil. 'Fabián empezamos de vuelta', le dije, porque él todo lo que tenía era de Indalo, no como yo. Le dije que armaríamos de vuelta otro Indalo, así que nos volvimos a sentar con Rosner y avanzamos con la operación".

AFIP. Sin embargo, explicó Cristóbal López, no se podía avanzar sin la aprobación de la AFIP. Se firmó un convenio sujeto a la aprobación del juez Julián Ercolini. Durante las negociaciones, dijo López, su interlocutores nombraban a Caputo, decían que (José) Torello (hombre de confianza de Macri) los había felicitado y que querían firmar antes de las elecciones". Pero pasaba el tiempo y no sabía el aval de la AFIP. Entonces, dijo López, fue a ver a Nicky Caputo y le confirmó conocer a Rosner pero no tener llegada a Abad. "Recuerdo que le dije yo lo único que quiero es no ir preso, porque me dijeron que Mauricio le dio la orden de que me metan preso. A lo que me dijo: 'Andate a Sudáfrica'. Le pregunté por qué allá y me dijo que 'porque no tiene extradición'". Según refirió, le contestó "por qué no te vas a la p..."


Venta. "La venta del grupo Indalo a Rosner no prosperó porque no consiguieron la financiación que ellos pretendían de la AFIP. En realidad, mientras ellos avanzaban con eso, nos metieron presos y después de eso a Rosner y (Santiago) Dellatorre no los vi más".


Ernesto Sanz. Sobre el final de la declaración, después de contestar algunas precisiones que pidieron los abogados de las partes y el fiscal, la jueza Servini le preguntó si quería decir algo más. En ese momento, López relató que apenas la AFIP los denunció fue a su despacho un señor, Matías Romero Zapiola, diciéndole ser "amigo íntimo de Mauricio Macri" y se ponía a disposición para ser un intermediario. En una de las reuniones, le manifestó que "Macri había decidido poner un mediador y que el mediador era Ernesto Sanz (el ex senador y socio fundador de Cambiemos). Efectivamente, a los dos días se comunicó Sanz con De Sousa, nos dijo que nos teníamos que reunir" y se vieron un domingo a la tarde por el Congreso. "Quedamos en que queríamos pagar, pero que la AFIP cerró todas las puertas. Nos dijo que iba a hablar con Abad y nos llamaba". A esa reunión, dijo, fue De Sousa. "Yo no fui, nada más", añadió.


El caso en donde declaró Cristóbal López está en manos de la jueza Servini y el fiscal Marijuan. Son los mismos que también recibieron la denuncia que lanzó el empresario Daniel Vila en América TV sobre supuestas presiones y un armado de causa para ceder un espacio de espectro -frecuencias- que utilizan las empresas de telecomunicaciones para brindar diferentes servicios.

(Fuente: Infobae)

Comentarios