País
Martes 06 de Agosto de 2019

Cristina volvió a pedir permiso para ir a ver a Florencia después de las PASO

La precandidata a vicepresidenta presentó un pedido para ausentarse del país del 25 al 30 de agosto.

La ex presidenta Cristina Kirchner volvió a solicitar este martes autorización para viajar a Cuba a visitar a su hija Florencia, que se encuentra en ese país bajo un tratamiento médico. La presentación la hizo ante el Tribunal Oral Federal 2, que la juzga como supuesta jefa de asociación ilícita y delitos con la obra pública en Santa Cruz.

El viaje de la ex mandataria y precandidata a vicepresidenta es para el próximo 25 de agosto y hasta el 30, es decir, después de las elecciones primarias que se desarrollarán el próximo domingo.

El pedido se formuló ante los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, quienes en julio ya habían firmado una resolución a favor del pedido del abogado Carlos Beraldi para que Cristina viaje a la isla.


La defensa de CFK explicó esta vez que las razones del viaje son "estrictamente personales". Así, sólo se ausentará a una audiencia del juicio donde se la juzga por la corrupción en la obra pública. "Los jueces entendieron frente a pedidos anteriores de la senadora que al informar el ausentismo de su domicilio por un lapso mayor a 72 horas demuestra su sujeción a las obligaciones impuestas en lo atinente a su libertad ambulatoria", se comunicó.

En resoluciones anteriores, los jueces habían señalado que al evaluar los argumentos expuestos por la ex mandataria para viajar entendieron que los mismos se encontraban "debidamente justificados y aceptados, vinculados al cumplimiento de sus deberes morales a partir del acompañamiento y cuidado de un familiar enfermo".


El próximo será el cuarto viaje de la senadora a La Habana, donde su hija está recibiendo asistencia médica ante una serie de problemas de salud. Según documentos que el abogado Carlos Beraldi entregó a la Justicia, la historia clínica de Florencia -asistida por el Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ) en Cuba- detalla que padece "como diagnóstico principal (definitivo) un trastorno de estrés postraumático, síndrome purpúrico en estudio; polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; amenorrea en estudio; bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada".

Las causas en las que está acusada Florencia y que la obligarán a volver al país en los próximos meses se encuentran en el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5), que la juzgará junto a su madre y a su hermano Máximo Kirchner por lavado de dinero en las causas Los Sauces y Hotesur. Se espera que ambos expedientes vayan a un juicio unificado en septiembre.

Después de más de cinco meses de iniciada la estadía de Florencia Kirchner en Cuba, la Justicia decidió no peritar a través del Cuerpo Médico Forense (CMF) su cuadro clínico. La hija de la ex presidenta, sin embargo, debe presentarse una vez al mes ante la embajada de Argentina en Cuba para comparecer y fijar su lugar de residencia. (Fuente: Clarín).

Comentarios