País
Viernes 13 de Julio de 2018

Convocan a las provincias y a legisladores para empezar el debate por un acuerdo nacional

Desde la semana que viene la Casa Rosada llamará a los mandatarios provinciales para discutir el presupuesto 2019; Macri también quiere incluir en la agenda el tema impositivo y los planes sociales

El Gobierno nacional convocará desde la semana que viene a las provincias y a legisladores nacionales para avanzar en las negociaciones por un "gran acuerdo para el desarrollo" que apunta a incluir temas sociales, de obra pública, impositiva o económica. Pero el alcance de este acuerdo también podría quedar reducido al debate del proyecto de Presupuesto 2019 si es que el peronismo limita la agenda.

"Todo dependerá del Presidente pero también de la voluntad política del PJ", expresó anoche a un funcionario de la Casa Rosada al adelantar la convocatoria que harán el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, su par de hacienda Nicolás Dujovne y el jefe de Gabinete Marcos Peña a gobernadores y legisladores.

Desde la semana que viene circularán por la Casa Rosada mandatarios y ministros de Economía provinciales, diputados y senadores para avanzar en lo que Macri sueña como un "gran acuerdo para el desarrollo". Esto apunta a un acuerdo extensivo sobre el reparto de los programas sociales, los proyectos público-privados, el esquema impositivo y la economía en general.

Sin embargo, la convocatoria está opacada en estos momentos por el debate del presupuesto y por una cifra que Dujovne ya anunció que deberá recortar par el año que viene en las cuentas del Estado: 300.000 millones de pesos.

Así, el debate de raíz quedará centrado en quiénes asumen el costo de ese gigantesco recorte del Presupuesto 2019 que está encauzado por el acuerdo con el FMI que avaló un financiamiento para la Argentina por USD 50.000 millones.

Fuentes allegadas a Frigerio dijeron que Macri no quiere que se toquen demasiado las partidas para la obra pública. Pero está claro que la Nación no podrá seguir haciéndose cargo de un modelo de sustento de la obra pública en las provincias donde hasta ahora se hacían con un 70% de los fondos nacionales y un 30% de las provincias. Este esquema cambiará inevitablemente.

"El nuevo modelo de los PPP y un esfuerzo de las provincias obligarán a cambiar el esquema de financiamiento de la obra pública", dijo un funcionario de la Casa Rosada.

A la vez, desde la gobernación bonaerense que conduce María Eugenia Vidal admitieron a que buena parte de la obra pública que se hizo hasta ahora deberá limitarse el año que viene a proyectos prioritarios o quedar acotada a los programas financiados con organismos multilaterales como el BID, el Banco Mundial o la CAF.

En tal caso, el gobierno nacional asumirá la obra pública grande y los proyectos urbanos más chicos quedarán acotados a los fondos que aporten las provincias.


Infobae

Comentarios