País
Jueves 18 de Julio de 2019

Conocé la historia de amor de Alberto y Marcelo, un cura sanjuanino que llegó a los medios mendocinos

Alberto y Marcelo son un verdadero ejemplo. Se conocieron hace doce años en San Juan y se casaron hace un mes y medio en Mendoza.

El 15 de julio se cumplieron 9 años de la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario, siendo Argentina el primer país latinoamericano en ponerla en marcha. Desde ese día, más de 20 mil parejas pasaron por el Registro Civil en Mendoza para unirse en un matrimonio y también para constituir familias con los mismos derechos y obligaciones e igualdad de condiciones que las familias heterosexuales.


Alberto y Marcelo son un verdadero ejemplo. Se conocieron hace doce años en San Juan y se casaron hace un mes y medio en Mendoza. Pero no están solos. Tadeo, de dos años y medio, es el fruto de su amor. Ambos contaron su emocionante historia en Desde la Redacción, por El Siete.


"Nos llevamos muy bien, tenemos una excelente convivencia. Pienso que tenemos que concientizar que la convivencia se hace día a día, tenés que mutar, dar espacio al otro. En nuestro caso hay una diferencia importante de edad, catorce años", sostuvo Alberto, que es peluquero y comerciante.


En diálogo con Pablo Gerardi y Ornella Ferrara agregó: "En un primer momento estaba muy temeroso, porque venía de algunos fracasos. Y debido a esos fracasos, aprendí a llevar el día a día".


Una particularidad que tiene este matrimonio es que Marcelo, además de ser profesor, es sacerdote de la Iglesia Episcopal Libre, un credo emergente que hace poco tiempo está en la provincia.


"La Iglesia Episcopal Libre es inclusiva, no tiene nada que ver con la Iglesia Católica Apostólica Romana ni con la Iglesia Americana tradicional, aunque comparten varias similitudes. Creemos en la Santísima Trinidad, sostenemos lo que está dispuesto en los cuatro concilios ecuménicos de la cristiandad", afirmó.


Respecto a cómo la gente reacciona ante las parejas del mismo sexo, Marcelo dijo: "Desde mi punto de vista, la reacción de la gente es muy positiva, lo hablo con mis alumnos".


Alberto interrumpió y señaló: "Pienso que tenemos que seguir trabajando desde nuestro lugar para que nos empiecen a aceptar. Que podamos ir de la mano y no nos griten una barbaridad, que me pueda despedir de él con un beso en la calle. A veces, hemos recibido tratos o reacciones feas".


Tadeo tuvo un párrafo aparte en esta historia. "Llegó a este mundo por alquiler de vientre, aunque no es legal acá en Argentina, una amiga fue la que prestó su pancita y llego así a nuestras vidas.

Comentarios