País
Lunes 30 de Julio de 2018

Como San Juan, la Nación implementa subsidios y créditos a menor tasa para evitar despidos en la industria

Comenzará con "mesas sectoriales", en las que se ofrecerán medidas de ayuda a industrias en problemas. Y pueden volver los viejos "Repro" del kirchnerismo. La Provincia se distinguió por las líneas de crédito que puso a disposición del sector a los fines de fomentar el consumo y el empleo.

Con casi el mismo equipo de funcionarios que su antecesor, Dante Sica avanza en un rediseño de la política industrial del gobierno de Mauricio Macri. El ministro relanzará este lunes las mesas sectoriales, como parte de un paquete de medidas que apunta a amortiguar el impacto de la recesión en ciernes y calmar el malestar en los sectores de la industria afectados por la caída del consumo, las suspensiones y la destrucción del empleo. El modelo resulta familiar y es que San Juan lanzó hace más de un mes, un modelo por demás similar.


Sica viene de anunciar créditos a tasa subsidiada del 29%, la extensión del programa Ahora 3-6-12 y la renovación de Precios Cuidados. Estas iniciativas implican delicadas negociaciones con los bancos por un lado, para que flexibilicen sus tasas, y con los supermercados por otro.


En San Juan están disponibles tres líneas de crédito pensadas para sostener el empleo y desarrollar la actividad económica a través del consumo. Estas medidas, anunciadas a fines de junio, de manera conjunta con el Banco San Juan, incluyen préstamos a una tasa subsidiada del 19,9%, una línea de financiamiento para ayudar a las pymes y micropymes para que no se corte la cadena de pago, que tiene como destino la compra de capital de trabajo mediante el descuento de cheques y finalmente una especie de AHORA 10 para quienes tengan la tarjeta de crédito de esta entidad bancaria.


Los detalles de la iniciativa nacional

El nuevo estilo del ministro contiene gestos: este viernes prosiguió con los "timbreos" en las Pymes del conurbano, donde visitó dos fábricas y se reunió con el intendente K Alejandro Granados.



De buena llegada al peronismo, el exsecretario de Industria de Eduardo Duhalde busca despegarse así de la gestión previa de Francisco Cabrera, quien se vio envuelto en marzo en una crisis política por tratar a los hombres de la UIA de "llorones". Sica, ahora, los considera "héroes".



Por lo pronto, sus funcionarios preparan el relanzamiento de las mesas sectoriales creadas por su antecesor, con el foco puesto ahora en maquinaria agrícola, comercio y el rubro automotor. La idea era llegar a 14 para fin de año, pero la salida repentina de Cabrera frenó las negociaciones en más de un caso.


En las últimas horas se sumó la renuncia "por cuestiones personales" de Martín Etchegoyen, un exhombre de UIA que hasta ayer fue jefe de asesores de Producción luego de ocupar dos años la secretaría de Industria, hoy encabezada por Fernando Grasso.



Primera etapa, la agroindustria
La primera reunión será este lunes por la mañana en Córdoba con los fabricantes de maquinaria agrícola y los gremios del sector. Por la sequía en el campo, el agro fue la actividad más golpeada en mayo, con una baja del 35,2% según los últimos datos del INDEC.



Esto, a su vez, impactó en la industria metalmecánica en las ramas de maquinaria agrícola y químicos, que disminuyeron sus ventas de tractores, cosechadoras y sembradoras, así como fertilizantes y agroquímicos.



Del encuentro en la provincia mediterránea participará el titular de la UOM, Antonio Caló. El sindicalista cercano a Sica convocó para este miércoles a los secretarios generales de todo el país a una reunión en la seccional metalúrgica de Luján. Allí analizarán no solo la situación de la agroindustria, sino también los problemas que atraviesa el polo industrial de Tierra del Fuego, los fabricantes de línea blanca y las autopartistas.


En las últimas semanas, el sindicato acordó suspensiones en la fábrica de heladreas Bricket y Zanella para evitar despidos. También hubo acuerdos en Longvie y Orbis.



"Si no se toman medidas en lo inmediato se va a fabricar todo en Brasil, por eso estamos acordando suspensiones en varias empresas", explicó un dirigente de la UOM nacional que reporta a Caló.



El líder metalúrgico integró el lunes pasado la comitiva de gremios industriales, junto a Héctor Daer (Sanidad), Rodolfo Daer (Alimentación), Hugo Benítez (Textiles) y Horacio Jerez (Calzado), que por primera vez se reunieron con Sica y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para trasmitirles su preocupación por las importaciones, la menor demanda y la situación del empleo en las fábricas.


En mayo se registraron 21.300 puestos menos en la industria respecto del mismo mes del año pasado, según datos difundidos el miércoles por el Ministerio de Trabajo.



En ese encuentro, Triaca adelantó que evalúa reactivar los Repro express, un programa de la cartera laboral que subsidia parte de los salarios de las empresas en crisis.



La orden de Macri de reducir el gasto redundó en un recorte de los planes de asistencia que maneja Trabajo destinados al sector privado, lo que motivó quejas en las industrias del interior y la provincia de Buenos Aires, vinculadas al sector textil y calzado. Ahora cerca de Triaca aseguran que el programa sigue vigente y que podría haber novedades.



"Se están dando Repro, también está el express para calzado y textiles. Lo que se está analizando es agilizar los Repro para aquellos que tengan situaciones particulares", confirmaron cerca de Triaca.



Medidas de contención
Mientras tanto, la industria sigue con atención los próximos pasos de Sica, quien impulsa una suerte de "continuidad con cambios". Sus primeros gestos no pasaron desapercibidos y fueron interpretados como una manera de calmar las aguas y diferenciarse de la gestión previa.


Pero reconocen que su plan depende en última instancia del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el de Finanzas, Luis Caputo, las dos espadas de Macri a cargo del ajuste de 300.000 millones acordado con el FMI.



Los empresarios manufactureros, además, creen que todavía es temprano para evaluar la nueva política en Producción.



"Estamos viendo qué medidas va a tomar, hay que darle 90 días", dijo a este medio el director del Centro de estudios de la UIA, Pablo Dragún. En la central fabril, miran con preocupación "la macro". Según sus estimaciones, el año va a terminar con un virtual estancamiento, ya que pronostican un crecimiento del 0,5%, en línea con los cálculos que figuran en la Carta de Intención al Fondo.



Por lo pronto, empresas líderes de la alimentación que tienen un alto componente de artículos importados para fabricar sus productos demoraron inversiones o bien apostaron fichas a las líneas destinadas a segmentos de menor poder adquisitivo para competir con las marcas B, un rubro en expansión, sin resignar su presencia en otros bienes premium.



"La devaluación frenará las inversiones, pero el tipo de cambio está estabilizado y para fin de año se reactivará", reconoció el ministro de Producción bonaerense, Javier Tizado, en una entrevista reciente en Radio Led.



En la cartera de Sica, aseguran que monitorean y evalúan "constantemente" las medidas a tomar.



"Hay varias en proceso que quizás no son por sector sino para todas las pymes a nivel transversal", sugirieron a este medio, sin mayores precisiones.



El ministro anunció esta semana créditos para la renovación de flotas de camiones y colectivos, junto con el área de Transporte, encabezada por Guillermo Dietrich. También hubo un acuerdo con 12 bancos para el descuento de cheques al 20% y se redujo el arancel para la importación de autopartes no fabricadas en el país.



Dudas entre los empresarios
Con todo, los industriales aguardan señales de previsibilidad. Las tasas subsidiadas que ofrece Sica son atractivas, pero siguen siendo superiores al nivel de inflación actual, del 16% anual.


Por otra parte, los empresarios acceden cada vez menos a la Línea de Créditos para Inversión Productiva (LCIP), un programa creado por el kirchnerismo con una tasa del 17% anual, pero que desde fines de diciembre pasado el ex titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, comenzó a reducir gradualmente su cupo. Así, pasó del 17% de los depósitos privados a 7,5% actual y a fin de año llegará a 0%.



"El tema es el entorno macroeconómico y depende también de Brasil, la política productiva no llega a compensarlo", advirtió Dragún.



En este contexto, uno de los principales desafíos que se propone Sica es el de desarrollar la "competitividad sistémica" para potenciar las exportaciones y la apertura de nuevos mercados, una tarea nada fácil con un Mercosur en vilo por las elecciones de octubre en Brasil.


En particular, el funcionario busca reactivar el Plan 1 Millón en el sector automotriz, que en junio se vio afectado por la crisis cambiaria con una caída del 31% en la venta de vehículos -incluidos los importados-, pese a la reciente recuperación de las exportaciones a Brasil.



Por caso, Renault y Volkswagen siguen con suspensiones en Córdoba. En paralelo, se presentará este lunes la nueva camioneta de Nissan, mientras que PSA Peugeot Citroen hará este martes la presentación industrial del nuevo Citroen C4 Cactus en su planta de Porto Real, en Brasil. Es un vehículo que se venderá en Argentina.



Las autopartistas, por otra parte, enfrentan problemas por la devaluación. Es que las terminales les pagan las piezas a un dólar promedio de $24, por debajo de los $28 que cotizó el viernes en la city, aseguran fuentes del sector.



El sector textil que viene de sufrir una caída interanual del 8,6% en mayo es otra de las actividades que está en la mira de la cartera de Producción.



En esa mesa se viene discutiendo desde el año pasado un proyecto de ley para que las empresas no paguen aportes patronales por hasta $12.000 por cada empleado formalizado. Si bien todavía no se fijó una fecha, los hombres de Sica podrían adelantar el tratamiento de la norma para los próximos meses.

Comentarios