Streptococcus pyogenes
Jueves 13 de Septiembre de 2018

¿Cómo proteger a los chicos de una bacteria que ataca con tanta fuerza?

En las últimas horas se conoció el fallecimiento de cuatro niños y un adulto a causa de un cuadro de infección invasiva bacteriana. "La velocidad con la que evoluciona requiere estar atentos ante la aparición de los primeros síntomas", alertó una especialista

La noticia fue cobrando relevancia con el correr de las horas del martes. Ayer se conoció la muerte de cuatro niños (dos en la ciudad de Buenos Aires, una en Rosario y una en Posadas) a causa de un cuadro grave de infección por estreptococo pyogenes, a los que hoy se sumó un hombre en Pergamino.


La alerta epidemiológica y a la alarma que desató el tema hizo que se abarrotaran las guardias de hospitales y sanatorios de padres desesperados por la salud de sus hijos.


Es que en esta época del año, un cuadro de fiebre o dolor de garganta es de lo más usual entre los niños, pero con la noticia en la primera plana de todos los medios de comunicación nadie quiere demorar la consulta. Y hacen bien.


"Para que exista un brote los pacientes deberían haberse infectado dentro de la misma área con una fuente en común. El número de casos hasta ahora es el esperado en el año, lo que sí es diferente es la virulencia del germen, que está provocando infecciones invasoras graves", alertó la médica infectóloga Lilian Testón, coordinadora del departamento de Epidemiología de Fundación Centro de Estudios Infectológicos (Funcei), quien recomendó a médicos y padres "estar atentos a los síntomas y al tratamiento precoz".


Consultada sobre por qué la enfermedad no está incluida en ninguna vacuna, la médica infectóloga del Hospital de Clínicas y secretaria del comité nacional de infectología pediátrica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) Elizabeth Bogdanowicz explicó que "es una enfermedad de incidencia muy baja y lo habitual es que dé faringoamigdalitis y tenga un curso benigno; el foco para desarrollar vacunas siempre se pone en bacterias más violentas como meningococo o neomococo; pyogenes en general no hace esto".


¿Entonces a qué se debe esta virulencia? "Las bacterias tienen la capacidad de tener cambios genéticos periódicamente que hacen que alguno de sus constituyentes tenga variaciones y eso les da más virulencia", puntualizó Bogdanowicz. "Además -detalló- el estreptococo es una bacteria de cápsula, lo que hace que no pueda ser destruida fácilmente por el sistema inmune del ser humano".


Sobre las mutaciones esperables en las bacterias, en el caso puntual del estreptococo, la especialista ahondó: "Hay periodos en los que el pyogenes hace estos cambios estructurales en la base genética de la bacteria, a lo que se suma que hay una proteína particular de la cápsula -la proteína M- que le da más capacidad de adherirse a las mucosas y una vez que hace eso, tiene más facilidad para invadir el organismo".


"El tema es que esta proteína, a su vez, tiene 200 serotipos de los 1,3 se asocian con enfermedad invasora y se comportan de la manera que estamos viendo", puntualizó Testón, y agregó: "La detección de esa proteína está en el ámbito de la investigación y no se pueden hacer estudios diagnósticos para saber cual de los serotipos está provocando la infección".

Fuente: Infobae

Comentarios