País
Martes 29 de Octubre de 2019

Cómo afecta el nuevo cepo del dólar al mercado inmobiliario

Luego del anuncio del Banco Central que restringe la compra de dólares, cómo acceder a adquirir a una vivienda.

Si bien se mantiene la excepción por la cual quienes habían tramitado un crédito hipotecario o Procrear antes del 31 de agosto pueden acceder a comprar hasta US$100.000 para adquirir una vivienda a pesar del cepo, corredores y referentes del sector dicen que no habrá un repunte de la actividad inmobiliaria hasta que no haya un shock de confianza y se reactive la economía. Pronostican que el año cerrará con los peores números desde que comenzaron los registros de escrituras en la Ciudad, en 1998.




"Mi teoría, y lo que veo en la práctica, es que el que va a comprar inmuebles ya tenía los dolares en el 99% de los casos, entonces el mercado inmobiliario está estrechamente vinculado a un tema anímico-espiritual-económico. Tenemos que ver cómo se mueve la economía para que aparezca la gran demanda retraída -el que está sentado esperando sobre los dólares-y necesitamos, toda la nación, un shock de confianza", afirmó Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (Cucicba).




Con este escenario la situación es de casi parate. La clase media no califica para un crédito y se le hace difícil comprar dólares ahora a precio blue. Quien quiera ahorrar más de US$200 mensuales tendrá que buscar otras alternativas más allá del dólar oficial. Y el que tenía ahorros en moneda dura, espera.




"Hoy opera sólo aquel que tiene los dólares y tiene la necesidad de hacerlo. El inversor se preserva líquido en dólares hasta tanto se conozcan las nuevas reglas de juego", dijo José Rozados, fundador de Reporte Inmobiliario y subrayó que no hay señales que permitan ser optimistas en el corto plazo y que el mercado inmobiliario va a cerrar el peor año de su historia en cuanto a nivel de compraventas.




"Parece haberse llegado a un piso en cuanto a cantidades de escrituras mensuales en la ciudad que difícilmente se recupere hasta tanto no haya señales claras del rumbo económico que adoptará el próximo gobierno. En ese sentido, sería deseable que se adopten medidas micro hacia el sector que estimulen la inversión privada en construcción de viviendas habida cuenta de su efecto multiplicador en el resto de la actividad económica y en la generación de empleo directo e indirecto", explicó.




De acuerdo con el último informe de escrituras del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, en septiembre pasado se realizaron 2871 operaciones, un 19% menos que en igual mes del año pasado -cuando ya había comenzado la caída de la actividad por las devaluaciones de fines de abril y agosto- y se habían registrado 3545 escrituras.




En este sentido, el corredor Santiago Magnin y titular de la inmobiliaria homónima, aseguró que hacia adelante se seguirá cayendo sobre caído y se continuarán sumando meses de caída interanual ininterrumpida, a la vez que aumenta la oferta.




"Llegó la hora de que propietarios, corredores inmobiliarios y desarrolladores sinceren precios de cierre de los últimos meses. Hoy lunes post-cepo estamos trabajando con todos nuestros clientes propietarios vendedores para bajar valores de lista o devolver mercadería. Es la tercera vez que lo hacemos en el último año. Quedaremos con muy, muy poco stock, pero todo vendible y a precios que reflejen la complejidad reinante. Así, enfocaremos exclusivamente nuestros cañones comerciales en lo que nos puede dar de comer", aseveró.




Por caso, graficó que, a comienzos del año pasado, una propiedad de US$100.000 con el dólar a $18 costaba $1.800.000, mientras que ahora, si se tienen que comprar dólares blue a $77, ese mismo inmueble valdría $7.700.000 en un año en que las paritarias fueron del orden del 40%. Es decir que se multiplicó por cuatro el precio de la propiedad en pesos.




"La clase media quedó eliminada como compradora hasta que no cambie alguna de las variables como, por ejemplo, los precios. Estamos en un período de baja de precios: el que no vendió antes, ahora tiene que bajar y sino baja ya por ahí en tres meses el valor es más bajo", concluyó.

Comentarios