Caso Maldonado
Domingo 22 de Octubre de 2017

Caso Maldonado: habría muerto por ahogo y permanecido más de 60 días sumergido

Estas son las conclusiones preliminares de algunos de los peritos que participaron de la autopsia del cuerpo del joven. Su familia no descarta que "haya sido víctima de un accionar violento que desencadenó su muerte".

Fue una autopsia larga y minuciosa que logró el consenso de todos los peritos de parte y de los más de 50 expertos que estuvieron en la sala. El resultado confirmó que Santiago Maldonado no murió como consecuencia de lesiones provocadas de forma directa por terceros. Pero aún resta analizar muchos detalles en laboratorio para saber qué ocurrió con el joven, mientras su familia no descarta que "haya sido víctima de un accionar violento que desencadenó su muerte".


Altas fuentes judiciales y de cinco fuentes con acceso directo a la autopsia, en el peritaje que se llevó a cabo en el Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte existió un consenso en que la causa de la muerte del joven pudo ser "asfixia por inmersión" u otra causa relacionada con el agua, como hipotermia. También varios peritos coincidieron en que el cadáver estuvo al menos 60 días en el río. Pero para precisar estas cuestiones se deberán estudiar las diatomeas en la médula ósea y hacer un examen microscópico de fragmentos de pulmón. Esto se debe a que el ahogamiento deja marcas que no se hallaron cabalmente y que pueden haber desaparecido con el paso del tiempo.

Todo deberá ponerse en el contexto de pánico en el que se encontraba el joven. El procedimiento que se llevó a cabo en el CMF tuvo varios pasos: los estudios sobre la ropa de Maldonado, la toma de placas radiológicas para descartar posibles lesiones o heridas de bala, el cotejo de huellas dactilares, la identificación de la familia y, sólo después de eso, la intervención sobre el cuerpo con estudios periciales y toma de muestras.


El juez Gustavo Lleral confirmó públicamente que "se pudo determinar que no hubo lesiones en el cuerpo" y que ésa fue una conclusión unánime de las partes que participaron: las cinco querellas y la defensa del subalférez Emmanuel Echazú. El magistrado comunicó esta información tras acordarlo con la familia Maldonado, luego de la firma del acta de la autopsia.


De este modo, se descartó que fuera un tercero el que le propinó de forma directa la muerte al joven tatuador. La familia, sin embargo, ayer manifestó que la falta de lesiones "no descarta que Santiago haya sido víctima de un accionar violento que desencadenó su muerte, por lo que debemos continuar esperando los resultados concluyentes de los peritos, sin presiones".

Uno de los puntos de debate fue la cantidad de días que el cuerpo permaneció sumergido en el agua. Una parte importante de los peritos coincidió en que el cadáver estuvo al menos 60 días en el río. Pero otros expertos todavía quieren hacer más estudios. Faltan análisis citopatológicos, toxicológicos, genéticos, entomológicos y geológicos, y cotejos con los materiales, como barro y agua, encontrados en el lugar del hallazgo.

También será clave determinar si el cuerpo pudo estar sumergido, para luego emerger y hacerse visible. Para eso se estudiarán las características de distintas partes del cuerpo y "las manos de lavandera", signo del paso del tiempo en el agua.

Este punto es crucial para entender por qué el cadáver no había sido hallado antes y conocer si los mapuches pudieron haberlo visto con anterioridad, o no, en ese lugar que se ubica en el epicentro del Pu Lof.

Otro de los puntos de debate se abrió en torno a una tonfa retráctil -una suerte de palo utilizado por fuerzas de seguridad- que fue encontrada en la mano de Maldonado cuando se halló el cuerpo. Por ahora no hay conclusiones definitivas sobre este punto: podría haber sido colocada con posterioridad o tenerla el joven en su mano al momento de su muerte.

Paso a paso

El viernes, la jornada de 12 horas en la Morgue Judicial de la Corte comenzó con un debate sobre quiénes estarían presentes en la sala de autopsia. Las partes quisieron que sus abogados ingresen en el recinto, pero el juez Lleral rechazó el pedido. "No es un espectáculo", les dijo. Finalmente, cerca de las 10.30, al recinto de la pericia forense ingresaron 55 personas, entre peritos, veedores y auxiliares que trabajaron por turnos. Afuera había otros 30 asistentes.

La necropsia estuvo dirigida por el doctor Roberto Cohen, del CMF, y fue realizada conforme el Protocolo de Minnesota, un método internacional para trabajar con casos en los que existe presunción de participación del Estado. Todo fue registrado por dos cámaras en tiempo real, mientras los presentes quedaron completamente incomunicados con el exterior.

Pasado el mediodía, comenzaron los procedimientos sobre la ropa de Maldonado. Sus borceguíes, su ropa térmica, sus lentes, su pañuelo y su campera celeste y negra fueron estudiados con detalle, pues la microbiología en esas prendas resultó clave para determinar cómo y desde cuándo el cuerpo estuvo en ese punto del río Chubut.

El cadáver fue desvestido y los peritajes forenses continuaron con radiografías. Los rayos confirmaron la inexistencia de golpes, traumas u orificios de balas.

Los expertos, entonces, anunciaron que era el momento indicado para que la familia pudiera reconocer el cuerpo. Los dos hermanos de Santiago, Sergio y Germán, ingresaron al recinto e identificaron al joven por los tatuajes. Casi en simultáneo, los expertos confirmaron la identidad mediante el cotejo de los rastros papilares (huellas).

La familia decidió entonces, avanzada la tarde, confirmar públicamente la identidad de Santiago, tras ser aconsejados de hacerlo para lograr así un control sobre la comunicación. De todos modos, se harán estudios de ADN. Los estudios entomológicos, en tanto, observaron de forma macro y microscópica la presencia de pupas (larvas) y diatomeas (algas unicelulares) para estipular durante cuánto tiempo el cuerpo estuvo en el agua.

En cada punto, el magistrado habilitó a los peritos de parte a manifestar sus objeciones, pero hubo un consenso generalizado de todos los pasos y nadie planteó reparos. Los peritajes culminaron cerca de las 22.30. Allí se labró el acta que firmaron todos los peritos. Se hizo una sola copia, que conservó el juez, antes de salir a hablar con la prensa.

En los próximos días, se espera que se conozcan los informes de parte. Recién en dos semanas se tendría el informe oficial.

Los principales hallazgos tras la autopsia

Ausencia de lesiones

Fue una conclusión unánime de la partes que participaron del proceso. Se descartó así que un tercero le haya propinado la muerte a Maldonado, al menos de forma directa. El cadáver fue desvestido y los peritos hicieron radiografía. De esa manera, confirmaron la inexistencia de golpes, traumas u orificios de balas en el cuerpo de Santiago Maldonado.

Exposición en el agua

Una parte de los peritos coincidió en que el cadáver estuvo al menos 60 días en el agua, mientras que otros creen que son necesarios estudios complementarios. No está claro tampoco si el cuerpo pudo estar sumergido para luego emerger y hacerse visible. Será clave el estudio de "las manos de lavandera", signo del paso del tiempo en el agua.

La tonfa retráctil

En la mano de Maldonado apareció una suerte de palo utilizado por fuerzas de seguridad. No está claro si lo sostenía al momento de morir o si fue colocada con posterioridad a su deceso.

(Fuente: La Nación)

Comentarios