Desafuero De Vido
Jueves 26 de Octubre de 2017

Carrió dijo que Julio De Vido preso es un regalo de Dios

La diputada analizó la caída del exministro kirchnerista. "Nunca pensó que iría detenido, pensó que los tenía a todos atados", aseguró.

Julio De Vido vivió un día que, seguramente, nunca imaginó. La Cámara de Diputados le quitó los fueros y una hora después estaba en los Tribunales de Comodoro Py, detenido y a disposición de los jueces federales Luis Rodríguez y Claudio Bonadio. Luego, el exministro de Planificación fue trasladado al Hospital Penitenciario de Ezeiza, donde pasará su primera noche preso.


Embed


La histórica adversaria y denunciante del exfuncionario acusado por corupción, Elisa Carrió, aseguró que la detención de De Vido "es un regalo de Dios" y contó que se sintió "conmocionada" durante la votación del desafuero en la Cámara de Diputados.

"No podía creer, fueron tantos años...Estaba conmocionada en la Cámara", dijo la diputada de Cambiemos en A Dos Voces. Y agregó: "No hablé, luché. Esto es un regalo de Dios porque esta Justicia era casi imposible".


La líder de la Coalición Cívica manifestó que cuando Diputados desaforó a De Vido "se le vinieron años encima y la alegría de que empiece la Justicia". Y afirmó que el exfuncionario fue el hombre más importante del sistema de corrupción kirchnerista, después del expresidente Néstor Kirchner. También, sostuvo que el exministro no se podrá amparar en la figura del arrepentido porque "fue el gran coimero en nombre del Estado y todo lo involucra".


Por otro lado, Carrió aseguró que De Vido nunca pensó que iría preso. "Por el conocimiento que tenía y lo que había robado, sentía que los tenía atados y extorsionados a todos", contó.

La diputada consideró que es "es un día histórico" y confesó que vivió la detención de De Vido "como un milagro", porque estaba segura de que el sistema lo protegería. "Son doce años de lucha, quiso meterme presa. En lugar de hablar del desafuero tendría que explicar todo lo que le robó a la Nación", insistió.

Elisa Carrió afirmó que no tiene aspiraciones de poder y manifestó que "ya no aguanta más". "Pasé años de humillación, tengo ganas de llorar, por eso quiero irme. Cuando vencés sentís la pena de que no te hayan escuchado a tiempo, se te hacen carne viva las lastimaduras", dijo.

También, se refirió a las críticas que recibió por decir que había "un 20% de posibilidades" de que Santiago Maldonado estuviera vivo en Chile y se quejó de que la hayan tratado "como si fuera insensible".

Según dijo, los que la acusaron fueron los que sabían que el joven desaparecido estaba muerto. "Parte del kirchnerismo reaccionó así porque sabía que estaba muerto. Voy a ir a los organismos internacionales a decir que están siendo manipulados con testimonios falsos al servicio de un golpismo y del uso de figuras tan sagradas como es la desaparición de personas. Sinceramente pensé que la R.A.M. tendría con vida a Santiago".


(Fuente: TN)

Comentarios