País
Martes 27 de Marzo de 2018

Buscan que el INDEC pase a ser un ente independiente

El Gobierno trabaja en un proyecto de ley para que el organismo esté blindado de intromisiones políticas.

El Gobierno está trabajando en un proyecto de ley para reconvertir al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en un organismo independiente y blindado a la intromisiones políticas.

En la actualidad, el INDEC depende formalmente del ministerio de Hacienda y la idea sobre la que trabaja la jefatura de Gabinete es la de darle "verdadera autonomía", confirmaron a NA fuentes del ministerio de Hacienda.

La administración de Mauricio Macri le propuso a la actual conducción del INDEC, en cabeza del economista Jorge Todesca, elaborar un proyecto de ley para "proteger al organismo de estadística".

La intención es impedir "abusos como los que se cometieron durante el gobierno anterior", dijeron las fuentes oficiales consultadas por NA al señalar la "intervención" ejercida por el ex secretario de Comercio durante el kirchnerismo Guillermo Moreno.

El texto de la iniciativa legislativa está siendo redactado en tandem por funcionarios del ministerio de Hacienda y del propio INDEC, con la coordinación de Mario Quintana, uno de los vicejefes de Gabinete.

Consejo integrado
La propuesta apunta a que el organismo tenga un consejo integrado por miembros del ejecutivo y de la sociedad civil, que hoy no están representados.

Así, entienden en la gestión Cambiemos, la Argentina viraría hacia un esquema como el que existe en países desarrollados y la independencia metodológica del organismo sería "potenciada con su mayor autonomía".

"Se busca la independencia real del instituto, con cargos que sean concursados y donde la remoción de los funcionarios no sea discrecional", señalan en el ministerio que conduce Nicolás Dujovne.

Según agregan las fuentes oficiales, el objetivo del Gobierno es que la independencia y la transparencia de las estadísticas "no dependa de un gobierno de turno, sino que estén protegidas por un marco legal".

Críticas
El economista José Luis Espert aseguró que se trata de "una muy mala señal".

Espert argumentó que "El Gobierno está gastando el tiempo en algo innecesario cuando debería estar trabajando en bajar el gasto público, que hace que el modelo sea inviable", afirmó el economista en declaraciones a La Nación.

Más allá de esto, luego redobló la apuesta y dijo que, más que innecesario, es algo "inconducente" y "una señal negativa", ya que "le quita al organismo mucho de la autonomía que tiene actualmente".