País
Sábado 13 de Julio de 2019

Aunque está procesado por una muerte, Lagomarsino trabaja para la Justicia como perito

Está encaminado a juicio y usa tobillera electrónica, por su vínculo en la muerte del fiscal Alberto Nisman

El técnico informático Diego Lagomarsino , procesado como partícipe necesario por la muerte del fiscal Alberto Nisman y quien es supervisado con una tobillera electrónica, se desempeña como perito de oficio para la Justicia. Es una tarea que viene haciendo hace dos años, según él mismo precisó.



"Tengo derecho a trabajar donde sea", dijo ayer Lagomarsino al diario Clarín. El técnico informático fue empleado de la UFI-AMIA, que depende del Ministerio Público Fiscal.



Lagomarsino contó que ya participó en una docena de pericias, aproximadamente, en casos de los fueros civil y comercial, y el laboral. "Si fuese ilegal no lo podría estar haciendo. Y segundo que yo soy una persona sin antecedentes penales, porque un procesamiento no es una condena. Yo no fui condenado nunca en ninguna causa y como toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, no tengo ningún impedimento para trabajar. De algo tengo que vivir, ¿no te parece?", argumentó el técnico informático.


Lagomarsino está procesado por la muerte de Nisman desde diciembre de 2017 por una determinación del juez federal Julián Ercolini. Lagomarsino asesoraba al fiscal en temas informáticos y reconoció en más de una oportunidad ser el dueño del arma de la que salió el disparo que mató al fiscal, aunque siempre sostuvo que Nisman se la había pedido prestada un día antes de aparecer muerto. "Alberto Nisman me cagó la vida", dijo el día que se enteró del procesamiento.


Para el fiscal Eduardo Taiano, el informático prestó la colaboración necesaria para el "crimen" de Nisman. "Lagomarsino fue un eslabón esencial en el plan criminal homicida: sin arma amiga no había posibilidad de implantar la duda con respecto a la muerte violenta del fiscal", dijo Taiano.

Comentarios