Elecciones Nacionales
Jueves 13 de Junio de 2019

Ahora el Frente de Todos deberá definir si va a internas

Un café los ayudó en la ratificación de un acuerdo del que se venía hablando desde hace tiempo.

Con un café de por medio, Alberto Fernández y Sergio Massa escenificaron ayer el acuerdo alcanzado entre el kirchnerismo y el Frente Renovador para competir juntos en las elecciones presidenciales. Todos es el nombre del nuevo frente, una coalición de 16 partidos a la que todavía le falta definir si tendrá PASO para dirimir la candidatura presidencial.


"Queda hasta el 22 de junio la posibilidad de, por consenso o por primarias, dirimir cuáles son las mejores fórmulas y el mejor lugar que puede ocupar cada uno", dijo Massa, encargado de hacer el anuncio a la salida del encuentro, en las oficinas que Fernández tiene en San Telmo. El compañero de fórmula de Cristina Kirchner calificó como "un tema secundario" la discusión acerca de si habrá PASO. "Lo importante es que estamos juntos y que ya empezamos a trabajar juntos", dijo, esquivo, a los periodistas que hicieron guardia en la calle.



La definición podría anticiparse para este fin de semana. Representantes de los dos sectores relativizaron el tema y señalaron que en la reunión de ayer ni siquiera se tocó. Pero la diferencia sigue sobre la mesa.


Massa pugna para competir en unas PASO presidenciales con lista de unidad en el resto de las categorías. En el kirchnerismo intentan convencerlo de que vaya como primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, en la boleta encabezada por el binomio de Alberto Fernández y Cristina Fernández. Le ofrecen presidir la Cámara baja y le advierten que si hay primarias presidenciales él debería ir con su propia lista en todos los tramos, una posibilidad que rechaza toda la dirigencia del Frente Renovador.


"El tironeo existe, pero no va a generar un conflicto. Tenemos diez días más para ponernos de acuerdo", dijo a LA NACION un dirigente que participó de la cumbre. La reunión tuvo dos instancias. Primero, un encuentro a solas entre Massa y Fernández, en el que posaron para las cámaras. La imagen se difundió por redes sociales, junto al documento constitutivo del espacio, inscripto en la Justicia Electoral como Frente de Todos.

"Hace tiempo que una gran parte de nuestra sociedad espera que nos unamos para que la Argentina pueda salir adelante. Es una demanda que nace de abajo para arriba, en las calles y los barrios de cada ciudad y de cada pueblo", dice el primer párrafo del documento. "Las opciones son claras. Nuestras prioridades son el trabajo y la producción, los humildes y la clase media, los comerciantes y los emprendedores, los que enseñan y los que aprenden. Hay que salir de la lógica de la especulación financiera y construir la agenda de desarrollo", se afirma, en el segundo.


Después del momento de la foto se integraron referentes de los dos espacios, entre ellos Eduardo "Wado" De Pedro, que llegó junto con Fernández, y el Cabezón Raúl Pérez, que acompañó a Massa. Los dos fueron protagonistas de las negociaciones. También estuvieron Felipe Solá, una figura que tendrá visibilidad durante la campaña; el Chino Fernando Navarro, del Movimiento Evita, y Antoni Gutiérrez Rubi, el asesor catalán que trabajó en 2017 para Cristina y que hoy integra los equipos de Massa.

¿De qué depende que haya PASO? De cómo avancen las negociaciones. En el kirchnerismo pronostican que Massa terminará cediendo por presión de los dirigentes propios. El jefe del Frente Renovador parece dispuesto a estirar las tratativas.

Tampoco se sabe quién será el candidato del espacio en Tigre. Massa pretende que el nuevo frente respalde a su esposa, Malena Galmarini. Fernández comprometió su apoyo al actual intendente, el exmassista Julio Zamora. "Vino de este lado hace rato, así que lo vamos a apoyar. Si Massa no lo quiere, hagamos unas PASO", argumentan los kirchneristas. En el massismo ya no descartan que ese lugar se defina en primarias.



Al margen de ese caso puntual, el concepto general es que se apoyará la reelección de los intendentes del PJ y del FR. El resto de las definiciones depende en gran medida de lo que pase en el primer tramo de la boleta. El Frente Renovador renueva seis diputados nacionales y 9 legisladores bonaerenses.


Al enfrentar las cámaras, Massa hizo lo posible por dejar esas diferencias en segundo plano. "Fue una reunión de trabajo muy fructífera. Se avanzó sobre los 12 puntos de gobierno a partir del 10 de diciembre. Queremos devolverles la esperanza a millones de argentinos que la perdieron a partir de 2015", dijo. "Este programa de gobierno que trabajamos pretende poner en marcha a la Argentina de la producción. Pretende que los argentinos vuelvan a sentir que están en pie. Un programa económico que ponga el acento en el trabajo", agregó.



La jornada empezó con una mesa de examen

Ayer, cuando comenzaba una jornada clave por el cierre de listas, Alberto Fernández regresó a su actividad académica. Fernández se dedicó a tomar examen en la Universidad de Buenos Aires (UBA) antes de sumergirse en las negociaciones para definir con el massismo la confluencia de ambas fuerzas.



La mesa examinadora que encabezó Fernández fue en la Facultad de Derecho de la UBA. El precandidato a presidente está a cargo de la cátedra Teoría General del Delito y Sistema de la Pena. Fernández había estado de licencia médica durante su internación. En su regreso, el precandidato encabezó una mesa como parte de los exámenes al término del primer semestre universitario.

Comentarios