Comscore

OVACIÓN

Unión perdió con Mineiro y pasó sufriendo en la Copa Sudamericana

Unión se clasificó por primera vez a la segunda fase de la Copa Sudamericana luego de caer el año pasado en primera ronda frente al posteriormente campeón Independiente del Valle, de Ecuador, pese a perder esta noche por 2 a 0 en Brasil ante Atlético Mineiro, porque lo había vencido por 3 a 0 en el partido de ida disputado en Santa Fe.

Pero si la idea de aguantar la diferencia bien lejos del arco de Sebastian Moyano era la que el técnico Leonardo Madelón le había inculcado a sus dirigidos para la primera parte del partido, o estos no lo interpretaron o directamente no supieron, o no pudieron hacerlo.

Es que los brasileños fueron claramente superiores durante esos 45 minutos iniciales y no terminaron recuperando el 0-3 de la ida por pura casualidad, léase la punta del pie derecho de Moyano en una salvada providencial cuando el período expiraba.

Claro que para que eso ocurriera previamente los dirigidos por el venezolano Rafael Dudamel se habían puesto en ventaja sobre el cuarto de hora con un golazo de tiro libre de su compatriota, Rómulo Otero, y antes de los 30 minutos por un penal inexistente del joven (21 años) zaguero unionista Franco Calderón que convirtió Hyoran.

Así, con aquella oportunidad malograda sobre el epílogo por los de Belo Horizonte se extinguió el primer tiempo y fue un alivio para Unión, que la había pasado mal desde el mismo comienzo del cotejo.

Ya en el segundo período Unión mostró otra postura, más cercana a la que incialmente no había podido ejecutar pese a los gritos que desde el lateral Madelón les trataba de recordar a sus futbolistas.

Lo único alentador que había encontrado entre tantas desventuras el conjunto santafesino en esa etapa inicial había sido el punto débil que tenía su rival cuando de juego aéreo se trataba, ya que estando 1-0 abajo hasta pudo empatar con un cabezazo del experimentado capitán Jonathan Bottinelli que rebotó en el palo izquierdo.

Por eso en la segunda mitad la posesión de Unión le permitió descansar por uno buen tiempo a su defensa y particularmente a su arquero, Sebastián Moyano, que terminaría convirtiéndose en gran figura como en el cotejo de ida en Santa Fe, cuando de "yapa" hasta contuvo un tiro penal sobre la hora.

Pero conforme fueron transcurriendo los minutos la cada vez más desesperada presión de los anfitriones volvió a poner el desarrollo como al comienzo, aunque en este caso ya sin el vértigo ni la profundidad de entonces.

Y cuando Dudamel sacó del campo extrañamente a la figura de su equipo, el también venezolano Otero, por un intrascendente Marquinhos, ya Atlético Mineiro perdió ese manejo del balón que lo había caracterizado en la cada vez más lejana etapa inicial, cuando el sueño de dar vuelta la serie se acercaba mucho a la realidad.

Entonces el final del encuentro sorprendió a los brasileños sin la pelota, que volvió a ser propiedad de un Unión que empezó a retribuirles a los 3.500 hinchas que viajaron hasta Belo Horizonte ese esfuerzo.

Y si de esfuerzo se trató, y también de buen juego, fue encomiable el del ingresado Franco Troyanski, que con despliegue y fútbol se encargó de tener preocupada a la defensa local durante todo el segundo tiempo.

Por eso el festejo del final, con la mancomunión entre jugadores llorosos, hinchas llorando y cuerpo técnico lagrimeando. Es que no era para menos, después de una noche "tatengue" en Brasil, ante un Atlético Mineiro que parecía número puesto el día del sorteo y al que Madelón le bajó el precio en ese mismo momento señalando que ante rivales importantes "hay que disfrutar, porque si se los supera, el gozo es superior".

Los otros equipos que pasaron esta noche a la segunda fase de la Sudamericana (ayer quedó eliminado Huracán a manos de Atlético Nacional, de Colombia, en Parque Patricios), fueron Fénix, de Uruguay, tras empatar 2-2 como visitante de El Nacional, de Ecuador; Millonarios, de Colombia, en la misma condición y pese a caer 1-0 ante Always Ready, de Bolivia, y el también ecuatoriano Emelec, pero como local, al doblegar por 2 a o a Blooming, de Bolivia.

La siguiente instancia del certamen contará con los accesos a la misma de los equipos que terminen terceros en sus zonas de Copa Libertadores, por lo que para conocer a sus rivales, los clasificados de hoy deberán esperar el correspondiente sorteo.