Ovación
Domingo 13 de Mayo de 2018

"Terminó el partido en La Plata y me vino el recuerdo del ascenso con San Martín"

// Por Mario Fernández Mengual

Emmanuel Mas consiguió hace unos días el cuarto título de su carrera en Primera división y en medio de los festejos anotó su primer gol en Boca. El sanjuanino volvió al país en enero luego de un año en el fútbol turco y sólo cuatro meses después se dio el gusto de consagrarse en la Superliga.

El jugador de 29 años fue campeón del Torneo Inicial en el 2013 con la camiseta de San Lorenzo. Allí también consiguió la Copa Libertadores 2014 y la Recopa Argentina en el 2015. En su haber también tiene un ascenso a Primera con San Martín, a través de la Promoción 2011, que tiene un valor tan grande como una coronación.


La mente de los Xeneizes ahora está puesta en el duelo del miércoles de la Copa Libertadores. Deben ganarle a Alianza Lima y esperar que Junior no festeje ante Palmeiras para avanzar a los octavos de final de la competencia más importante del continente. El defensor surgido en San Martín dialogó con sanjuan8.com para contar las sensaciones que tuvo con la consagración y cómo vive este presente con la Azul y Oro.


-¿Qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza cuando terminó el partido con Gimnasia?

- Fue un desahogo y se me vino un viejo recuerdo que fue el ascenso con San Martín por haber sido en la misma cancha. Sentí una satisfacción en lo personal y más en lo grupal porque nos criticaron mucho. Nosotros siempre seguimos callados, jugando, siendo primeros y demostrando que queríamos ser bicampeones, algo que hace tiempo no sucedía en el fútbol argentino.

-¿Hubo tiempo para festejar?

- No mucho (risas). Tuvimos una cena el miércoles en la noche en la que estuvimos los jugadores con nuestras esposas y los dirigentes. Bailamos y cantamos con una banda y el jueves tuvimos descanso. El viernes volvimos a entrenar para el partido ante Huracán.

-¿Fue un festejo extraño por tener esa situación complicada en la Libertadores?

- Es loco, pero así está la situación. Celebramos y de repente ya estábamos pensando en ganar el miércoles para terminar de la mejor manera el semestre y clasificar a la segunda fase de la Libertadores. La Copa era uno de los grandes objetivos en el inicio del año y confiamos en poder seguir en la pelea.

-¿Costó concentrarse en ese partido después del título y con la mente puesta en la Copa?

- Fue todo muy rápido y los primeros 15 minutos nos costaron. Es normal que estés más relajado porque la presión te mantiene siempre al 100 por ciento. Lo hablamos y sabíamos que no podíamos regalar nada. En Boca hay que ganar todo y entramos con esa mentalidad a jugar ante Huracán.

-¿Qué sentiste al convertir tu primer gol en Boca?

-Estoy muy contento de volver al gol y con la camiseta de Boca es lindo. Hacerlo ante Huracán tuvo un sabor especial porque fue el clásico durante cuatro años (mientras estuvo en San Lorenzo). Los hinchas se acordaban y muy bien no me trataron (risas). A Buffarini y a mí nos decían de todo y encima jugamos por los costados asique escuchamos todo.

-¿Tuviste un poco de suerte con los cambios de equipo porque en San Lorenzo y Boca fuiste campeón apenas llegaste?

- Más que suerte creo que elegí bien. Ese San Lorenzo se había armado para salir campeón y ahora Boca venía muy bien. En ambas oportunidades fue clave el apoyo familiar. Ahora mi esposa me bancó cuando decidí regresar al país y dejar la tranquilidad de Turquía.

-¿Te cambia la vida el "mundo Boca"?

- Sí, cambia todo. A dónde vas te están mirando, te dicen algo o te piden fotos. En todos lados tenés un hincha de Boca y te saluda. El colectivo no podía salir de La Plata (tierra de Estudiantes y Gimnasia) porque la gente rodeaba el micro mientras intentábamos llegar a la Bombonera. La policía intentaba abrir el camino y no llegábamos más al estadio.

-¿Jugaste todo lo que imaginabas en estos primeros meses?

- Sabía que iba a alternar con Fabra y que la competencia sería sana. Quería que me conociera el cuerpo técnico y supiera que podían contar conmigo y así sucedió.

-¿La posible salida de Fabra te facilitaría las cosas para ganar la titularidad?

- Hay que esperar y tener paciencia. Si a Fabra le toca irse van a traer a otro jugador en mi puesto. Siempre habrá una dura competencia en Boca.

-¿Cómo te trata el hincha de San Lorenzo luego de tu llegada al Xeneize?

- El hincha en la calle siempre me agradece. Me dicen que gané una Libertadores y más no pueden pedir porque quedamos en la historia. Los Cuervos me sigue pidiendo fotos y el cariño que tengo por la gente y el club no me lo va a sacar nadie.

-¿Te arrepentís de haber ido a jugar a Turquía?

- No me arrepiento porque en lo futbolístico crecí muchísimo, también en lo personal y como familia. Ahí sos vos y la familia nomás. Podes charlar con algún compañero, pero si no tenés un argentino estás solo. Recién en el segundo semestre llegó José Sosa (eEstudiantes y Milan) a Trabzonspor y cambió un poco. Él también me ayudó y apoyó para que me la juegue y venga a Boca.

-¿Cómo es el fútbol de la liga turca?

- La Liga no es muy vista en Argentina, pero es muy competitiva y con jugadores que tienen muchísimas condiciones. Es un torneo muy bueno con estadios nuevos y canchas en perfectas condiciones que ayudan mucho para ver buen fútbol. No es un juego muy táctico y se dan partidos abiertos con muchos goles. Ven el fútbol de una manera diferente y algunas de esas cosas no me hicieron sentir muy cómodo.

- ¿Jugar ahí te terminó alejando de la Selección?

-Con Sampaoli nunca hablé y desde que se fue Bauza sabía que si quería volver a estar en la consideración tenía que irme de Turquía. Igual muchos hablan de que era jugador del Patón y el primero que me llevó a la Selección fue Martino asique algo deben haber visto en mí.

-¿Sentís que ésta era la gran oportunidad para jugar un Mundial?

- Sé que no tengo chances de estar ahora, pero no voy a bajar los brazos porque el año q viene hay una Copa América. Voy a seguir insistiendo y trabajando duro para volver a estar en una lista de convocados y ponerme otra vez la Celeste y Blanca.

Comentarios