Comscore

OVACIÓN

Del Potro y Ginóbili la rompieron en un vivo de Instagram: imperdible encuentro virtual

Juan Martín del Potro y Emanuel Ginóbili, dos de los deportistas más importantes de la historia del país, organizaron un Instagram Live cuyo objetivo primordial fue que “la gente se distraiga” en medio de la cuarentena obligatoria para evitar la propagación del coronavirus en Argentina. El cruce virtual llegó a tener a casi 12 millones de personas atentas a lo que comentaban el tandilense y el bahiense.

Delpo y Manu convocaron a sus fanáticos a través de sus cuentas en las redes sociales y a las 20 en punto comenzó una charla muy amena, que tuvo momentos de diversión, con desopilantes anécdotas, de seriedad, sobre todo a la hora de hablar del retiro del ex San Antonio Spurs y de los problemas físicos que lo aquejan al tenista, y de mucha responsabilidad cuando tuvieron que abordar la problemática mundial por el coronavirus.

“El propósito que teníamos era de distraerlos un poco a todos ante tantas noticias negativas. Que se distraigan un rato era el motivo de nuestra charla y por los mensaje que leo están contentos, se divirtieron un rato”, expresó Del Portro sobre el final de la charla.

“Ya vimos Jumanji 2 y nos reímos un rato”, comentó Ginóbili desde Estados Unidos. “Ahora volveremos a la normalidad. Acá tengo un patio grande, pero llueve y hace frío, y los nenes me pican la pelota al lado, se trepan, están tremendos... Igual mi trabajo no está en riesgo y puedo comprar la comida. Se viene una época de muchas dificultades acá y en Argentina. Va a haber gente que se quedará sin trabajo y otros no podrán ir. Vienen momentos difíciles”, se sinceró Manu, quien igual pidió responsabilidad: “Hay que pasar este momento. Pasar un par de semanas, un mes guardados, todo lo más que se pueda. Ya todo volverá a la normalidad. Hacer un esfuerzo, ayudarnos y cuidarnos. Uno tiene picos anímicos y hay que estar cerca emocionalmente de la gente que queremos”.

Juan Martín destacó el mensaje de su compatriota y pidió “respetar las reglas que bajan los de arriba”. En este punto, también valoró a la gente que está en riesgo y trabaja por los argentinos. “Los que trabajan para que los enfermos puedan curarse, los que trabajan para que tengamos comida y para que la gente esté segura. Los repositores de supermercados, hay mucha gente que no tenemos ni idea que está trabajando por nosotros”. Y Manu apuntó: “Mucha gente de salud o todos ellos que trabajan para que todo siga funcionando. Respetémoslos por el esfuerzo que hacen quedándonos adentro, no parece tan difícil”.

Los últimos años de Manu en la NBA y el duro presente de Delpo por las lesiones:

Ginóbili: "Mis últimos cuatro años de carrera decidí bajar un cambio. Me di cuenta que no era el mismo y no iba a ser el mismo y si quería ser el mismo la iba a pasar muy mal. Ahí fue cuando bajé un cambio y busqué alternativas.

Del Potro: “Pese a las lesiones, tengo ganas de seguir jugando, tengo ganas de volver, pero la realidad es que me está costando mucho por lo problemas de la rodilla. Me operé dos veces y estoy en la segunda recuperación de mi segunda cirugía. Los médicos son optimistas y me dicen que voy a andar bien, pero cuando la realidad no es como lo planifican sabés lo que se nos cruza por la cabeza. En junio de 2019 fue mi último partido. Iba a jugar una exhibición con Roger (Federer) y no pude, tenía mucha ilusión de hacerlo”.

Ginóbili: “La diferencia en tu caso es yo me exprimí. Venía considerándolo (al retiro) como algo seguro hace 2 ó 3 temporadas y lo venía digiriendo de a poquito. Sabía que yo había hecho todo e iba a disfrutar y absorber todo lo que estaba pasando. Pensaba en ir a jugar tranqui y la prioridad era mi familia, mi mujer y hacer mis cosas, además de jugar. Sentía que ya estaba recontra listo, y tal vez en tu caso por haberte perdido 9 meses y un año y medio antes la sensación es otra".

Del Potro: “He tenido altos y bajos, pasé por momentos de pensar en una señal de buscar otro camino y dejar de sufrir tanto o mirar para otro lado. Después tengo días de que no, no quiero irme así en esto que yo amo. Me merezco terminar de buena forma y disfrutar a pesar de los dolores que tengo. Estoy en ese modo de decir que hay que seguir, en cuarentena tengo un mini consultorio y me puse una rutina obligada a la mañana y a la tarde. No puedo irme ni al súper porque llegué de viaje. Debo pasar esto como pueda, no voy a bajar los brazos porque quiero volver a jugar. Además, porque quiero ver como jugas vos (por Ginóbili) que nos quedó pendiente un partido”.

La sorpresa de Del Potro al enterarse de que Ginóbili no sabía andar en bicicleta

Del Potro: “Hablando con un amigo en común no podíamos creer que te cueste tanto andar en bicicleta”.

Ginóbili: “No es que me cuesta, no sabía andar directamente. Nací en la ciudad, no me dieron nunca una bici. Soy el tercero de una familia y pasó de largo. Después cuando tenía 12 años y todos sabían andar, a mí me daba vergüenza ponerle las rueditas y no iba a andar así. Entonces pasé mi adultez y adolescencia sin saber. Ni bien me retiré con mis hijos de 8 dije que no podía perderme andar en bicicleta con ellos y empecé a andar con mis hijos, sin rueditas obvio. Empecé tempranito a la mañna cuando no había ningún vecino y a los 40. No anduve en bicicleta por 32 años de mi vida”.

Del Potro: “Siii, nos cagábamos de risa porque no podíamos creerlo”.

Ginóbili: “Igual hay más de lo que creen eh. No es fácil y lleva tiempo. Imaginate si hace unos 5 años me cagaba de un golpe andando en bici. Noo, imposible”.

Manu y la sorpresa porque los tenistas cambian muy rápidamente de entrenador

Ginóbili: “En tu deporte, al entrenador lo contratás vos y cuando pasa algo qeu no te gusta lo sacas a la mierda”.

Del Potro: “Sí, vos contratás contratas a alguien para que te dé ordenes, te cague a pedos y te haga trabajar. Es raro y no sé si pasa en muchos deportes eso. A lo largo de mi carrera por suerte tuve pocos entrenadores y tuve buena relación con todos. Estamos todo el día juntos, vivimos como en cuarentena. Viajamos mucho y no podemos volver a casa. Me ha pasado que gane un torneo en Europa y lo festeje por Skype con familia y amigos y dos días después perdía en primera ronda. Entonces el torneo que había ganado ya quedaba muy lejos. Estamos peleando con ATP para que hagan un calendario más flexible para los jugadores tanto física como mentalmente”.

El peor y mejor momento en la carrera de Del Potro:

Del Potro: “Cuando volví en 2016 no la veía, jugaba en slice no podía pegarle a dos manos, y eso no era yo, no era mi juego. Me hacían correr y no me gusta mucho. Tuve un antes y un después en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el partido con Djokovic fue lo que quebró mi situación en ese momento. A partir de ahí, pude despegar de nuevo y me reacomodé con lo que tenía”.

Ginóbili: “¿Qué sentiste que cambió en ese partido?”.

Del Potro: “Hasta ese momento para mi era muy frustrante no poder jugar como lo hice toda mi carrera y perder partidos con tipos que no perdía o no poder pegarle de revés como siempre lo hice. Me acuerdo que caminaba por la Villa Olímpica cuando hicieron el sorteo y nadie se me asomaba para decirme con quién iba a jugar. Creo que tenían pánico de decirme que me había tocado Djokovic. Me dicen tranquilo que vas a andar bien, ahí no tuve ni que preguntar con quién me había tocado. Cuando jugué con Djokovic fue uno de los mejores partidos de mi carrera, además de lo emocional fue lo que más disfruté, fue espectacular”.

El agradecimiento de Del Potro a Manu

Del Potro: “Vos me ayudaste mucho en estos meses para que yo me pueda recuperar de la rodilla. Me recomendaste médicos, tratamientos y estoy muy agradecido, quiero que la gente lo sepa”.

Fuente: infobae