Ovación
Lunes 24 de Septiembre de 2018

Messi se calentó y no saludó al árbitro Gil Manzano

En la igualdad del Barcelona con Girona (2-2) hubo polémica en la expulsión del defensor Lenglet y La Pulga le negó el saludo al juez español.

A los 34 minutos del primer tiempo del partido entre Barcelona y Girona, que terminó 2 a 2, Clément Lenglet le pegó un codazo a un rival y el juez Gil Manzano no dudó en expulsarlo, lo que provocó el enojo de Lionel Messi.

Lo que explica el fastidio del argentino, además de la discutida decisión del árbitro de mostrarle la tarjeta roja al defensor, es que después de ese hecho al Barsa le dieron vuelta el resultado.

lenglet.jpg

A pesar de que Gerard Piqué terminó empatando el encuentro, el conjunto Culé no pudo quedarse con los tres puntos en su casa y ya no es puntero de La Liga en soledad, sino que comparte el primer puesto con el Real Madrid.

Así fue la jugada de la expulsión de Lenglet:

Embed