Ovación
Sábado 06 de Julio de 2019

Jaguares no pudo con los Crusaders en una histórica final del Súper Rugby

El equipo de rugby nacional cayó 19 a 3 ante los poderosos Crusaders de Nueva Zelanda en el encuentro cumbre del Súper Rugby.

En una final que de todas maneras quedará en la historia grande del rugby nacional, Jaguares cayó 19 a 3 ante los poderosos Crusaders de Nueva Zelanda en el encuentro cumbre del Súper Rugby.

En Christchurch, la franquicia argentina dejo todo ante el equipo más ganador en la historia del certamen que agrupa a lo mejor del rugby del Hemisferio Sur. Los números son contundentes: Crusaders sumó su décimo título en un torneo en el que Jaguares lleva solo 4 años.

Punto final a una temporada histórica del equipo de Gonzalo Quesada. Nadie creía posible llegar tan lejos. Y acá están. Inolvidable.

En los primeros minutos Crusaders tuvo el control del campo y la pelota, Jaguares se defendió bien pero le costó lanzarse a jugar. Recién lo lo logró pasados los 10' y lo aprovechó para abrir el marcador con un penal.

Con más obtención pero sin pelotas de calidad, el equipo argentino estuvo incómodo ante la intensa presión que metieron los locales y justamente de una pelota perdida llegó el try de Codie Taylor que puso arriba a Crusaders.

Sobre la media hora Jaguares tuvo un penal en campo rival y buscó el line. El ataque fue profundo pero terminó en un scrum en contra y en el primer penal cometido por los visitantes en la fría noche neocelandesa.

El único try de la final

Luego, hubo una gran chance para los dirigidos por Gonzalo Quesada pero el medio scrum local, Bryan Hall, le hizo perder la pelota a Matías Moroni cuando intentaba girar para apoyar en el ingoal.

Finalmente, Crusaders aprovechó la última pelota para atacar a fondo, forzar un penal y cerrar el primer tiempo 10 a 3.

El comienzo de la segunda parte fue con Jaguares en ataque y otra vez fue Moroni el que generó una chance clara de try pero Orlando no pudo recibir su pase a un metro del ingoal. La respuesta de Crusaders fue letal, atacó a fondo y jugó rápido un penal que terminó en el ingoal pero el árbitro, a instancias del oficial de video, no convalidó el try. Todo terminó en un penal y 3 puntos más para el dueño de casa.

La superioridad de los locales en las formaciones fijas justificaron otro penal de Mo'unga cuando el partido ingresaba a los últimos 20' y ambos equipos recurrieron a los cambios para ganar frescura.

Uno de los ingresados fue el tucumano Miotti, artífice de una clara oportunidad de try para Jaguares pero Tute Moroni no llegó a capitalizar su preciso kick cruzado.

Si una formación fue clave para Crusaders fue el scrum y desde allí se originó un nuevo penal con el que Mo'unga, implacable, estiró la ventaja.

A los argentinos sólo les han faltado esos ensayos que se escaparon por nada.

El oficio de Crusaders y su solidez hicieron la diferencia pero Jaguares, que no pudo aprovechar las ocasiones favorables, se fue con la frente alta y cerró una campaña más que meritoria que puso al rugby argentino en los primeros planos del rugby mundial.

Tantos

Primer tiempo

15' penal de Díaz Bonilla (J) 0-3

24' try de Taylor y gol de Mo'unga (C) 7-3

41' penal de Mo'unga (C) 10-3

Segundo tiempo

14' penal de Mo'unga (C) 13-3

18' penal de Mo'unga (C) 16-3

33' penal de Mo'unga (C) 19-3

Formaciones

Crusaders: Owen Franks, Codie Taylor y Joe Moody; Sam Whitelock (c) y Mitchell Dunshea; Kieran Read, Matt Todd y Whetukamokamo Douglas; Bryan Hall y Richie Mo'unga; Sevu Reece, Braydon Ennor, Jack Goodhue y George Bridge; David Havili.

Suplentes Andrew Makalio, George Bower, Michael Alaalatoa, Luke Romano, Jordan Taufua, Mitchell Drummond, Mitchell Hunt y Will Jordan.

Jaguares: Nahuel Tetaz Chaparro, Agustín Creevy y Santiago Medrano; Guido Petti y Tomás Lavanini; Pablo Matera, Marcos Kremer y Javier Ortega Desio; Tomás Cubelli y Joaquín Díaz Bonilla; Matías Moroni, Jerónimo De la Fuente, Matías Orlando y Ramiro Moyano; Emiliano Boffelli.

Suplentes: Julián Montoya, Mayco Vivas, Enrique Pieretto, Juan Manuel Leguizamón, Tomás Lezana, Felipe Ezcurra, Domingo Miotti y Sebastián Cancelliere.

Comentarios