Agresión a Peñarol de San Juan
Lunes 13 de Mayo de 2019

"Fuimos víctimas y sobrevivientes porque pudo haber sido una tragedia"

Cristian Bove, el DT de Peñarol, estuvo en los estudios de Canal 8 y contó detalles de la barbarie que vivieron en San Luis. "La Policía puso el cerrojo en el portón para que no pudiéramos irnos a los vestuarios", reveló.


Luego del indignante y sangriento desenlace que tuvo el partido entre Sporting Club Victoria y Peñarol, en cancha del equipo puntano, el DT del Bohemio, Cristian Bove y el jugador Pablo Costi, estuvieron en los estudios de Canal 8 comentando los detalles de lo ocurrido este fin de semana.


"Había una mujer en la puerta que nos daba el ticket en la entrada y nos decía, acá es perder o morir", confió el técnico. "Los que verdaderamente nos salvaron fueron los uniformados de Infantería. "El capitán del equipo, que es presidente del club y jugador, es comisario. El operativo y la seguridad estaban a cargo de él", afirmó el DT de Peñarol, Cristian Bove.


El técnico, quien también sufrió una golpiza, confió: "Fuimos víctimas y sobrevivientes porque pudo haber sido una tragedia. La Policía puso el cerrojo en el portón para que no pudiéramos irnos a los vestuarios", remarcó el técnico que se mostró molesto con los jugadores, quienes respaldaron a los hinchas del club rival en semejante barbarie.


"Yo fui el que intentó abrir el portón cuando el árbitro tomó la decisión de parar el encuentro por la invasión de cancha que estaban haciendo los hinchas. Cuando me di cuenta, había dos policías del otro lado trabando el portón, pusieron el pasador. Cuando intenté abrirlo, siento que me dicen "a dónde vas vos", y ahí sentí la trompada de uno de ellos (un jugador). Ahí se desató la pelea", contó.


Bove explicó que sus jugadores intentaron defenderse del ataque brutal que estaban recibiendo de parte de los hinchas y de los jugadores del local. "No teníamos cómo salir", dijo.


Asimismo, Costi remarcó que el trato que habían recibido los jugadores de Victoria en San Juan había sido muy bueno y que no había nada que haya generado roses en esa oportunidad. "Como debe ser, porque más allá de todo, es un partido de fútbol", lanzó. "Cuando estábamos entre todos los agresores sólo nos defendíamos porque si intentabas pegar se te venían entre varios para golpearte".


Los bohemios fueron recibidos en San Luis de la peor manera. Con piedras y bombas lacrimógenas vivieron momentos de extrema tensión y peligrosidad. Además, el técnico remarcó que tuvieron que llegar a la cancha en remis porque les violentaron el colectivo, y que estuvieron sin agua ni luz en el vestuario.







Comentarios