Ovación
Viernes 06 de Abril de 2018

Clima copero: el público jugó su partido en los duelos del viernes

Argentina y Chile disputaron los primeros dos cruces individuales en un Aldo Cantoni que lució colmado en casi seis horas de acción. Las hinchadas aportaron lo suyo y por momentos tuvieron que intervenir los protagonistas para calmar las aguas.

El estadio Aldo Cantoni se vistió de gala para recibir por primera a la Copa Davis. Más de 5 mil personas dieron el presente para alentar a Argentina y Chile. El equipo visitante tuvo un espacio especialmente reservado para su parcialidad, pero también se pudo ver grupos de camisetas rojas en otros sectores del estadio.

Las hinchadas no tuvieron comportamientos violentos, pero sí fueron advertidas en reiteradas oportunidades por cánticos o algunos gritos inapropiados y en momento inoportunos.


El público visitante hizo explotar un par de globos en momentos en los que el Peque estaba al servicio. Esa actitud molestó a los locales que respondieron con gritos y agravios que perturbaban a los tenistas. En una oportunidad fue el propio Schwartzman el que pegó un grito para que terminen las discusiones de tribuna a tribuna.


El juez de silla también le llamó la atención a los locales y advirtió que podía quitarle un punto al tenista argentino en caso de que se reiteraran los cánticos fuera de lugar.


Los locales tenían el grito atragantado por la derrota de Kicker y el eterno partido cargado de tensiones del Peque ante Garín. El 1 a 1 le dio esperanzas al público sanjuanino que el sábado irá preparado para una larga jornada cargada de emociones y con las ansias de festejar junto al equipo de Orsanic.

Comentarios