San Juan 8 > Ovación > Boca

Boca goleó a Aldosivi y volvió al triunfo luego de dos derrotas consecutivas

Con goles de Almendra, Cardona y Villa, Boca derrotó a Aldosivi por 3 a 0.

A pesar de las bajas por lesión y convocatorias a las distintas selecciones, Boca Juniors volvió a ser el de los primeros partidos de la era Battaglia: dominó de punta a punta a Aldosivi y lo goleó 3-0 en Mar del Plata, gracias a los goles de Agustín Almendra, Edwin Cardona y Sebastián Villa. Así, dejó atrás las derrotas ante Vélez y Gimnasia, y la imagen pobre que había exhibido en el triunfo ante Argentinos que le permitió avanzar a la final de la Copa Argentina.

Los dirigidos por Battaglia comenzaron el partido con buena dinámica y movilidad, a partir de la sociedad entre Almendra y Cardona, y la velocidad de Villa. El local lo incomodó un poco con la presión en la salida o sobre Campuzano, dubitativo cuando no tuvo pase claro. Así, sobre todo a partir de Braida, generó un par de aproximaciones inquietantes.

Te puede interesar...

Pero el dominio fue de Boca, más allá de que no terminó bien las jugadas, hasta los 17 minutos de la etapa inicial. Devecchi quedó a medio camino en una salida, Almendra remató de sobrepique, el balón dio en el travesaño, y el rebote volvió a quedarle al volante, quien de cabeza ubicó el esférico junto a un palo: 1-0 para el visitante.

El hecho de verse en desventaja llevó a Aldosivi a dar un paso al frente, ser más agresivo. Así, por ejemplo, Braida pudo alcanzar el empate tras una mediavuelta, luego de un pase de Cauteruccio, quien picó a espaldas de Fabra. Ese sector y la retaguardia de Campuzano resultaron los espacios más descubiertos por Boca, que en las réplicas, cuando jugó simple, pudo y mereció ampliar el marcador.

A los 29, tras un taco de Montes, Eros Mancuso le quemó los guantes a Devecchi. Luego, el propio Montes quedó cara a cara con el portero, pero llegó algo desestabilizado y definió a sus manos. A los 35, un remate de Villa dio en un ángulo y salió. Y a los 44, Vázquez no llegó cómodo a resolver un centro rasante de Mancuso que superó a toda la defensa local.

Tanto falló que el anfitrión casi lo iguala en el último suspiro de la etapa inicial, con un arresto individual de Lucero que hizo temblar el travesaño y en el tiro imperfecto posterior de Maciel.)

Por necesidad, el Tiburón tomó las riendas del cotejo, pero sin ideas ni profundidad. Boca se paró más de contra, pero las imprecisiones complicaron en su misión de rematar el resultado. En el medio, le anularon un gol a Luis Vázquez por un offside inexistente, se lesionó Almendra y entró Toto Salvio, repuesto de la lesión que lo relegó por 253 días.

Pero a los 25 minutos, cuando Aldosivi parecía terminar de animarse, Salvio desbordó por derecha y lanzó el centro atrás, Devecchi contuvo el remate de Villa, pero en el rebote apareció toda la calidad de Cardona para firmar el 2-0.

Y el partido terminó. Boca llegó a repetición (Salvio buscó su grito y dos veces lo impidió Devecchi, lo mismo le sucedió a Villa) hasta que a los 45′, Cardona, la gran figura, encontró una ranura entre las piernas y filtró la pelota para su compatriota Villa. Tan justa fue la cesión a la carrera que con apenas un movimiento superó al guardameta y, con el arco a su merced, conquistó su primer tanto luego de la sanción aplicada por la dirigencia.

El Aldosivi de Martín Palermo casi nunca entendió cómo jugar el partido y extrañamente dejó libres a los hombres más peligrosos de Boca, sobre todo Cardona, quien desde sus botines digitó el desarrollo. Así, los de la Ribera no sólo recobraron moral tras algunos pasos en falso y el affaire “micro” de Riquelme, que los sacó de eje. Además, en la tabla anual se pusieron a cuatro puntos de Talleres, último clasificado a la Copa Libertadores 2022, por si falla el plan A, el título en la Copa Argentina, que les garantiza la plaza para el certamen continental.

FUENTE: Infobae